Quito, 22 sep (La Calle). – Colombia registró dos nuevas masacres en los últimos días que dejaron al menos 11 muertos. 

Las matanzas suscitadas en el departamento del Cauca y Nariño evidencian que el problema de seguridad del país cafetero está lejos de terminar. Con estas tragedias, el número de victimas asciende a 244 desde enero.

El Cauca y Nariño, son dos de los departamentos más afectados por la violencia, que enfrenta grupos irregulares y población civil. En el Cauca seis personas fueron abatidas en Munchique, municipio de Buenos Aires, por un grupo armado. Según información de la Defensoría del Pueblo, también se habría lanzado una granada en una gallera.

Mientras se investigaba el número de heridos que dejó el atentado en el Cauca, en Nariño cuatro personas fueron asesinadas en Mosquera.

Otros hechos

Munchique dio cuenta de actos violentos el pasado 26 de abril. En esa oportunidad murieron tres personas. Ante ese suceso, la Defensoría de Colombia, emitió alertas, con la advertencia de que la zona era proclive a violencia. 

“Insistimos en la urgente necesidad de erradicar los factores de violencia que afectan los derechos y ponen en constante peligro la vida de los colombianos. Hacemos un llamado a la pronta respuesta a las alertas tempranas que hemos venido emitiendo, y evitar hechos como el que estamos lamentando”, dijo Carlos Camargo, Defensor del Pueblo.

El Gobernador de Nariño, John Rojas lamentó la masacre originada en el departamento del que está a cargo y agregó que la crisis social y humanitaria de su jurisdicción es grave. Se conoce que Nariño al igual que el Cauca vivió un episodio sangriento con el asesinato de una mujer del cabildo indígena Gran Mallama.

Departamentos bajo la violencia

Según reportes del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, hasta ahora 12 sucesos violentos ocurrieron en Antioquia, ocho en Nariño y Cauca, cinco en Norte de Santander, cuatro en Putumayo, dos en Chocó, Córdoba, Valle del Cauca y Bolívar.

Mientras en Atlántico, Arauca, Huila, Magdalena, Tolima, Caldas, Bolívar, Cundinamarca y Meta se notificó uno en cada departamento.

Además, en el país se han retomado las protestas y una de las exigencias de los manifestantes se relaciona con las masacres. Semana tras semana en la página principal de los tabloides hay un nuevo episodio violento en Colombia.

Según los manifestantes, las movilizaciones de estos días son precisamente para pedir que se respeten los derechos y se detenga el derramamiento de sangre en el país. (AB).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *