Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

China: Violentas protestas de trabajadores en la fábrica de iPhone

Quito, 25 nov (La Calle). – Trabajadores de la mayor planta de fabricación de iPhone en China, propiedad de Foxconn, protestaron por mejores condiciones laborales. Tras el aumento de casos de Covid-19, se forzó un confinamiento en la fábrica con la promesa de compensaciones.

“Cambiaron el contrato para que no pudiéramos obtener el subsidio que prometieron. Nos meten en cuarentena, pero no nos proveen de comida “, dijo un empleado de Foxconn durante una transmisión en vivo.

Las autoridades de la localidad china de Zhengzhou, sede de la mayor fábrica de teléfonos iPhone del mundo, ordenaron confinar varios distritos de esta ciudad en medio de un brote de Covid-19. Esta situación provocó un éxodo masivo de trabajadores que huían del brote.

Luego, la empresa lanzó una campaña de reclutamiento masivo, en la que más de 100 mil personas se inscribieron, según los medios chinos. El incentivo eran las bonificaciones generosas que recibirían, si se confinaban en la misma fábrica para seguir produciendo.

“Los nuevos reclutas tenían que trabajar más días para recibir el bono que les prometieron, por lo que se sintieron engañados”, dijo un trabajador a CNN.

Los trabajadores estarían sometidos a las duras restricciones del programa estatal “Covid Cero”. La estrategia del Gobierno chino consiste en confinar a grandes áreas de la población en China, incluso si un pequeño número de personas da positivo. Las personas pueden salir de sus residencias solo si es necesario. También deben realizarse los test de Covid-19 periódicamente.

Por otro lado, los empleados contagiados por el virus no recibían las atenciones médicas necesarias. Las condiciones de vida en la fábrica no eran adecuadas por la falta de alimentos y la acumulación de basura a sus alrededores.

La bomba estalló: Protestas violentas

El martes 22 de noviembre empezaron las protestas en la noche. Cientos de personas empezaron a marchar bajo el lema “Abajo Foxconn”. En vídeos difundidos en redes sociales se mira a trabajadores chocando con guardias de seguridad y luchando con gases lacrimógenos.

La situación se agravó el miércoles 23 de noviembre, cuando se desplegó en el lugar un gran número de fuerzas de seguridad cubiertas con trajes blancos. Quienes han divulgado los vídeos de lo sucedido dicen que los manifestantes fueron golpeados por la Policía.

Ante las fuertes protestas, la empresa ofreció pagar a los trabajadores recién contratados 10.000 yuanes, es decir, USD 1400 para que renuncien.

En las últimas tres semanas, se han detectado en China más de 253 mil casos y el promedio diario va en aumento, según apuntó el Gobierno. Los episodios de protestas también se han registrado en otras ciudades, los habitantes están cansados de las políticas aplicadas por el brote de Covid. (A.G.M)

Publicidad