Quito 15 de sep (La Calle).- La secretaria de Salud del Municipio de Quito, Ximena Abarca, señaló que una de las formas de monitoreo del estado de la pandemia es la capacidad de camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes con el virus, además de la mortalidad en exceso, el número de casos nuevos de COVID, y el índice de positividad.

“Hasta la actualidad si bien si ha disminuido la demanda de las camas generales, las camas UCI, es decir de cuidados intensivos, para pacientes con COVID están llenas y han permanecido llenas durante todo este tiempo”, dijo durante en entrevista con Radio La Calle.

La doctora determinó que los ciudadanos pueden desarrollar sus actividades al 50% de lo ocurría normalmente. “Si nosotros rebasamos ese cupo epidemiológico tendríamos retrocesos y deberíamos recurrir a las restricciones parecidas a las que tuvimos en el inicio de la pandemia”, añadió.

Las consecuencias del feriado del 10 de Agosto

Abarca mencionó que cada semana los miembros de la mesa de salud se reúnen para hacer un análisis de los casos de COVID en Quito. Entre los participantes está el Ministerio de Salud, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, organismos internacionales, las universidades, entre otros.

“Hasta la semana 36 vimos un descenso en la cantidad de pacientes contagiados. Sin embargo, en la semana 37, es decir la anterior semana, vimos un aumento de personas fallecidas. Esta cifra corresponde a la semana 34, o sea al 10 de agosto donde hubo un pico de personas contagiadas”, añadió.

La experta coincidió en que los efectos se visibilizan con el paso del tiempo. Además, recalcó la importancia del uso de las normas sanitarias a fin de que no se presenten nuevos picos. La doctora sugiere mantener las medidas sanitarias como distanciamiento social, uso de mascarilla, desinfección y lavado de manos. (GG)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *