ANTEP: El Decreto 238 implica privatización, elevación de tarifas y precarización laboral

Quito, 27 oct (La Calle).- La Asociación de Trabajadores de la Energía y el Petróleo (ANTEP) denunció, a través de un comunicado, el intento de privatización del sector eléctrico.

La organización advierte que el Decreto 238 implica tarifas y condiciones preferentes para el sector privado, con la finalidad de incrementar la generación eléctrica en el país y cumplir la demanda de energía proyectada en el Plan Maestro Eléctrico.

De igual forma, explica que ocasionaría el incremento de las tarifas eléctricas para los consumidores finales, en todo el Ecuador, a partir del 2022.

Otra de las consecuencias que señala la asociación, es que se incentivará la participación de empresas del sector privado para la generación, transmisión distribución, comercialización y almacenamiento de energía, alumbrado público, entre otros.

«Se establecerían distintos modelos de gestión, como asociaciones público-privadas, alianzas estratégicas y similares para la participación privada. Estas son solo son otras formas para referirse a la privatización de los servicios y bienes públicos del sector eléctrico”, señala en el comunicado.

Para la ANTEP, el Decreto viabilizaría la privatización, a través de procesos públicos de selección, de la Central Térmica Termo Gas Machala, del Sistema de Transmisión Nororiental y la Central Sopladora, infraestructura en la que el Estado invirtió ingentes cantidades de dinero y que pasarían a manos privadas sin la inversión ni el riesgo inicial que implicó su construcción.

De igual forma, previenen sobre formas de precarización laboral y despidos masivos en las empresas de generación, transmisión y comercialización de energía eléctrica, a escala nacional.

“Como trabajadores de la rama de la energía y el petróleo, la ANTEP rechaza el contenido del decreto, una arista más que evidencia las intenciones del Gobierno de Lasso de privatizar las empresas que son rentables al Estado como: Petroecuador, CNT, CELEC y más de 15 empresas distribuidoras de electricidad a escala nacional. Además, pretende incrementar las tarifas eléctricas a partir del 2022 y golpear aún más el bolsillo de las familias ecuatorianas”, sostiene.

La ANTEP pide que las empresas de generación, transmisión y distribución a escala nacional no sean utilizadas como caja chica del Gobierno de turno y les permita realizar las inversiones que viabilizarán el cumplimiento de los planes maestros de energía, para satisfacer así la demanda nacional.

Lo último