Amotinamientos, fugas y muertes continúan en las cárceles de Ecuador

Quito, 11 sep (La Calle).- Este sábado, dos reos del centro penitenciario Bellavista, en Santo Domingo de los Tsáchilas, fueron encontrados sin vida. Según el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) se trataría de presuntos suicidios.

Según los reportes, los fallecidos fueron Ángel G. y Erick G.; el primero cumplía una condena por robo agravado, mientras que, el otro fue sentenciado por homicidio. Los cadáveres fueron llevados al centro forense de la ciudad de Santo Domingo y las muertes serán investigadas por las unidades especializadas de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) y la Fiscalía.

La madrugada del viernes 10 de septiembre ocurrió un intento de amotinamiento, en la cárcel de Riobamba. Algunos internos se opusieron a que la Fiscalía haga una revisión en ese centro. Durante el incidente, los privados de libertad quemaron colchones, lo que ocasionó daños en la estructura del centro penitenciario.

“Los violentos queman colchones, rompen puertas creyendo que no va a suceder nada, inmediatamente la fuerza policial impone el orden. Eso es lo que pasó ahí, lo que está ahí destruido son quema de colchones”, dijo el director del SNAI, Fausto cobo, en declaraciones a la prensa.

Sostuvo que estos hechos son consecuencia de años de omisiones en las cárceles del país. Aseguró que la situación es ahora una amenaza contra el Estado.

En referencia a las condiciones de las cárceles, advirtió que los centros de Babahoyo, Ibarra y Cañar podrían ser cerrados por “temas inhumanos y de hacinamiento”.

Repitió que en cuatro años no se solucionará el problema. Según Cobo se necesitarán ocho años para reestructurar el sistema penitenciario. Sin embargo, mencionó que en 6 meses se verá el tema de la recuperación de la ley y el orden en las cárceles.

Lo último