Quito, 24 sep (La Calle). – La Policía Nacional llegó la mañana de este viernes al domicilio de Alexis Mera en Guayaquil. El exsecretario jurídico de la presidencia es uno de los 20 ciudadanos sentenciados por cohecho en el Caso Sobornos 2012-2016.

  «Soy un perseguido político, no he robado ni un centavo, no he cogido dinero de nadie. Solo me voy preso por mis ideas, soy un preso de conciencia, eso es lo que sucede. Es una justicia corrupta la que me está persiguiendo”, dijo Mera al llegar a las instalaciones de la Policía Judicial de Guayaquil para una revisión médica.

Finalmente la Policía trasladó a Mera hacia la cárcel de Latacunga, donde permanecerá ocho años, de acuerdo con la sentencia del caso. Además perderá sus derechos políticos y deberá pagar una multa de reparación al Estado.

El expresidente Rafael Correa reaccionó sobre la detención es su cuenta de Twitter.  “El Caso Bochornos es una gran charada, imposible en un Estado de Derecho. NUNCA han existido “sobornos”. La agresión contra Alexis Mera duele e indigna, demuestra la forma despiadada con la que el régimen ha brutalizado la política ¡Resistiremos y venceremos!”

Caso Sobornos

El Caso Sobornos investigó una red de corrupción en la que empresas públicas entregaron dinero para la campaña presidencial en el período 2012-2016 a cambio de contratos con el Estado.

El pasado 7 de abril, un tribunal declaró culpable del delito de cohecho al expresidente Correa y al vicepresidente Jorge Glas y los sentenció a ocho años de cárcel y a la pérdida de sus derechos políticos por 25 años. La sentencia también pesa sobre 16 personas más. Pamela Martínez y Laura Terán tuvieron una rebaja en su condena por colaboración con la Fiscalía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *