Quito, 24 sep (La Calle). – Un Tribunal Penal dio paso a la ejecución de la sentencia del Caso Sobornos 2012-2016. Rafael Correa y Jorge Glas perderán sus derechos políticos por 25 años y sus pensiones vitalicias como expresidente y exvicepresidente, respectivamente.

En total, 20 personas fueron sentenciadas por el delito de cohecho. Estos ciudadanos, entre los que también se cuentan Alexis Mera, María de los Ángeles Duarte, Cristian Viteri, Viviana Bonilla y varios empresarios privados. Tendrán una sentencia de ocho años y deben pagar una multa de reparación al Estado.

La prisión tuvo una rebaja significativa en dos personas: Pamela Martínez y Laura Terán que cumplirán 38 meses, y 19 meses, respectivamente. Esto, de acuerdo con la sentencia, por su colaboración con Fiscalía.

El Tribunal ordenó que también se oficie a la Comandancia de la Policía y a la Policía Judicial, la captura de los 18 sentenciados. Glas ya guarda prisión en la cárcel de Latacunga, mientras que Correa tiene su residencia en Bélgica.

Otras partes de la sentencia como disculpas públicas, la colocación de una placa en la Plaza Grande y un curso de ética política, serán cumplidas en su momento.

Pérdida de los derechos políticos

El Tribunal también notificó al Consejo Nacional Electoral la perdida de los derechos políticos de los ciudadanos. El siguiente paso es la revisión de la candidatura del binomio de UNES – Centro Democrática, el cual estaba integrado en primera instancia por Andrés Arauz y Rafael Correa.

Ambos fueron electos en el proceso de primarias y el 23 de septiembre el CNE oficializó el registro de la candidatura. De acuerdo con la ley, si uno de los candidatos no cumple con los requisitos, el partido tendrá 48 horas para sustituirlo.

Por otro lado, se notificó de la situación a la Asamblea Nacional. Esto debido a que Viviana Bonilla funge como legisladora independiente en el período 2017-2021.

Caso Sobornos

El Caso Sobornos investigó una red de corrupción en la que empresas públicas entregaron dinero para la campaña presidencial en el período 2012-2016 a cambio de contratos con el Estado.

Una de las pruebas que utilizó para el Caso fue un cuaderno en el que Pamela Martínez anotó los valores y transacciones. Según la misma Martínez, en un vuelo escribió todos los datos ya que los sabía de memoria.

Sin embargo, las pruebas todavía causan cuestionamientos. El pasado 9 de septiembre, El expresidente Correa declaró que Pamela Martínez contactó a uno de sus abogados para pedir ayuda debido a que la Fiscalía incumplió el acuerdo que tenían con ella.

Martínez le reveló a la defensa de Correa que Diana Salazar, fiscal general del Estado le obligó a escribir el cuaderno que contenía los supuestos sobornos.

Pamela Martínez, la única corrupta en esta trama. Porque ella sí recibió plata de Odebrecht. Ella sí tiene enriquecimiento ilícito. Ella sí hizo una compañía a mis espaldas para la plata que recibió del tráfico de influencias”, acotó Correa en esa ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *