Alberto Fernández, presidente electo de Argentina. Foto:Archivo.

Fuente: Sputnik News

«A mí me gustaría que podamos recrear lo que fue la Unasur, fue muy importante y resolvió problemas importantes en la región. Es el tiempo que nos toca y es el desafío que tenemos. No pensar en una América Latina integrada, sería un gravísimo error. Tenemos que ponerlo como desafío y tratar de cumplirlo», dijo.

Alberto Fernández

Fernández señaló que a lo largo de este siglo América Latina «vio muy cerca la posibilidad de conseguir un bloque unificado para enfrentar el desafío de la globalización, pero en los últimos cuatro años se separó».

El mandatario argentino destacó que, dentro de la Unasur, los países de la región colaboraban pese a sus discrepancias ideológicas: «en ella estaban [el presidente chileno Sebastián] Piñera conviviendo con todos, o [Juan Manuel] Santos y [Álvaro] Uribe en Colombia, conviviendo con países que no pensaban igual».

Subrayó que la unión fue «una gran experiencia que en los últimos cuatro años se destruyó para perjuicio de América Latina».

«Nosotros tenemos que volver a reconstruir ese bloque regional, más allá de que en cada país se vote como se vote. Es una cuestión de intereses regionales», dijo.

Fernández indicó que Argentina no es la única que busca unificar América Latina, al recordar que «México hizo un enorme esfuerzo» para recuperar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños [Celac].

La Unasur fue fundada en 2008. La idea era incrementar el intercambio cultural, social y comercial en el sur de América Latina y desde esa región con otras del mundo.

Inicialmente, estuvo conformado por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, pero actualmente sólo cuatro países se mantienen como miembros.

En 2018, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Paraguay decidieron retirarse del grupo, al igual que Ecuador en 2019 y Uruguay en 2020.

Bolivia, el miembro pleno del Mercosur

El presidente de Argentina, que asumirá en diciembre la presidencia pro tempore del Mercosur, señaló que considera posible lograr que Brasil apruebe el ingreso de Bolivia.

«Si logramos hacer entender que lo que se busca es respetar las identidades de cada pueblo, creo que debería ser fácil. Si el continente se une, se hace más fácil el desarrollo, después que los brasileños, argentinos y bolivianos voten como quieran», afirmó.

El mandatario se mostró convencido de que «no debería ser un impedimento la ideología o el pensamiento de un Gobierno para ser parte de un espacio común».

Fernández agregó que Argentina tiene «un cariño enorme» por Bolivia.

«Todo el norte argentino se parece mucho a Bolivia», señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *