Quito, 23 oct (La Calle). – El director del proyecto Cóndor FCA – BIOMASS, Fabricio Narváez indicó que la población del cóndor andino podría desaparecer en menos de 10 años. Al momento existen menos de 150 individuos en el Ecuador que están en riesgo de extinción por la cacería y el abandono de los guardaparques por los despidos.

De acuerdo con el último censo realizado a esta especie en agosto de 2018, hay 150 individuos. “Una cantidad sumamente baja si consideramos que para tener una población saludable deberíamos tener alrededor de 700 parejas reproductivas. Con 150 individuo y menos de 60 parejas reproductivas estamos muy por debajo de la brecha”, dijo Narváez.

Además, la amenaza al cóndor andino por la mano del hombre hace que esta especie esté en constante retroceso. “Es el caso de lo sucedido desde diciembre de 2018 hasta la actualidad en que hemos contabilizado más de 20 individuos asesinados. La mayor parte de ellos por envenenamiento y otros por cacería. Situación que reduce drásticamente la población. Es decir que si hace dos años teníamos 150 individuos, ahora tenemos mucho menos”, indicó.

Despidos en el Ministerio de Ambiente

Para Narváez, los despidos de guardaparques y personal del Ministerio de Ambiente impiden que se haga un seguimiento y protección a las especies en peligro de extinción en el país. “Estamos hablando de que los guardaparques están en la primera línea de conservación y es algo que lastimosamente se viene dando con mucha tristeza y va a ir en desmedro de la biodiversidad”, acotó.

El retorno de personas al campo también pone en peligro a las áreas de conservación del país. “Estamos en un proceso de pandemia en el que muchísimos trabajos se perdieron y la gente que salió del campo empezó a regresar. Esto hizo que las áreas que estaban destinadas a conservación empiecen a ser explotadas. Lo que retrocede todo el esfuerzo que se ha hecho desde hace más de 20 años. Justamente ahora necesitamos más capacidad operativa para controlar este fenómeno”, añadió Narváez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *