Apoya a Radio La Calle ($2,00)

A un mes de la muerte de Lisbeth Baquerizo, aun no está detenido su principal sospechoso

Quito 19 ene (La Calle). –El jueves 21 de enero se cumple un mes de la terrible pérdida de Lisbeth Baquerizo. En memoria de la joven de 30 años se realizará una ceremonia católica a las 9:00 de la mañana en la Iglesia de la Merced, ubicada en la cuidad de Guayaquil. 

El caso de Lisbeth se encuentra en estado de instrucción; no está presente el principal sospechoso como quisiera la defensa y los padres de Lisbeth. Existe una audiencia de vinculación de cargos solicitada, pero no hay día ni hora para su ejecución. Esto deja una sensación de injusticia y desesperación en los familiares de la víctima, así lo menciona el Abogado de la defensa, Silvio Enríquez Toala.

“El 23 de diciembre ya había el resultado de la autopsia que determinaba las causas de la muerte de Lizbeth Baquerizo”. En el examen realizado al cuerpo de la víctima se encontró un edema cerebral, traumatismo cráneo cefálico y heridas contuso-punzantes, señala el jurista.

El sospechoso

En una entrevista a Radio La Calle, Enríquez explica que existieron tres elementos que señalaban al cónyuge como principal sospechoso, sin embargo, no se tomaron medidas inmediatas para su captura.  El 23 de diciembre se esperaba la resolución para la detención de Luis H, pero las autoridades emitieron su boleta de captura días después. El 29 de diciembre, una hora antes que sea emitida la detención, el sospechoso salió del país por el Aeropuerto de Guayaquil.

Los padres de Lisbeth no han parado un solo día para que los culpables de su muerte sean sentenciados. En cambio, las autoridades a cargo del caso no han sido de mucha ayuda para los familiares debido a la existencia de encubrimientos y filtración de información.

El pasado 15 de enero la defensa solicitó un cambio de fiscal por falta de efectividad en el caso. El mismo día, la Fiscalía General del Estado allanó las oficinas de la Fiscalía del Guayas incautando dispositivos electrónicos que pertenecían a una funcionaria pública sospechosa en el caso. Este hecho se presentaría como instrumento para calmar la opinión social y apaciguar a los padres de Lisbeth.

Un caso complejo

Existen inconsistencias en el caso de la joven de 30 años. Las medidas tomadas por las autoridades han dado paso a que los sospechosos se den a la fuga. En el allanamiento al domicilio de los padres del acusado, las autoridades no hicieron uso de la boleta. Esto se dio a conocer después de las declaraciones de la policía en un medio de televisión.  Los oficiales aseguraron que no ingresaron al domicilio de los sospechosos por orden del fiscal. El guardia de la ciudadela les informó que en el domicilio no se encontraba nadie por eso el fiscal no habría ingresado.  

El caso de Lisbeth Baquerizo se suma a muchos más casos de negligencia judicial en el país. Un caso similar es el de Adriana Camacho y su hijo Santiago (5 años) asesinados por el cónyuge de la joven de 33 años. Su caso tuvo que esperar 10 meses para que se ejecute la Audiencia de Juzgamiento, pero el tiempo de espera no fue suficiente para que las autoridades cambiaran la fecha de su ejecución. Estos casos de Feminicidios evidencian la larga espera que padecen los familiares de las víctimas, además de exponer desinterés judicial frente a la mujer.

Los padres de Lisbeth exigen diligencia en el proceso por parte del señor fiscal. Además piden que se dé a conocer los detalles de la investigación del caso de su hija.

Lo último

¿En qué punto se encuentra Fiscalía en el Caso Danubio?

Quito, 19 ago (La Calle). – La Comisión de Fiscalización y Control Social realizó una comparecencia para brindar un espacio de confrontación y aclaración...