Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Jorge Yunda cumple un año: dejó de ser el ‘Loromero’ para enfrentar la pandemia

Quito, 14 may (La Calle).- Jorge Yunda cumple hoy un año como alcalde de Quito. Después de un triunfo electoral exiguo en 2019, se ha ganado el apoyo de la ciudadanía por su gestión frente a la pandemia en Quito. Tres analistas: Jorge Albán, Luisa Maldonado y Paulina Recalde resumen sus hitos y errores en este artículo.

Para el ex vicealcalde de Quito, Jorge Albán, la administración de Jorge Yunda ha tenido un año realmente complejo. “Un año especial de conflictos sociales, los últimos tres meses atravesados por la pandemia. Eso le da una tónica particular a la gestión pública y la del alcalde”.  Para Albán, “en los primeros meses a Yunda se lo notaba sin orientación, apostó por actos histriónicos poco significativos. Apostó a la repavimentación, donde tuvo algunos avances, pero percibo un periodo sin clara orientación”.

Luego de octubre de 2019, Yunda trató de apostar por el tema de estatuto de la ciudad y proyectos emblemáticos que no han logrado cuajar justamente por el aparecimiento de la pandemia.  “En esa línea, tuvo un acierto con la suspensión del transporte público. Ahora mismo atraviesa otra crisis por los Guagua centros.  Se vive un panorama incierto posterior al coronavirus”, agregó Albán.

 Luisa Maldonado, ex concejal y postulante a la Alcaldía de Quito, sostuvo que hubo una actitud reactiva en el tema del estatuto de la ciudad, “fue tan solo una contrapropuesta frente al planteamiento de los sector industrial de Quito liderado por Roque Sevilla, que ellos si quieren la autonomía”.

Yunda, dice Maldonado, se calificó como un “no político”, lo cual minó aún más el liderazgo de Quito. Las contradicciones también fueron en temas de género. “Dijo ‘no’ a la Reina de Quito, pero mantuvo en el Patronato a su hermana. El Patronato debe desaparecer, estamos en un Estado de Derecho y lo que hace el Patronato es un tema caritativo, filantrópico. Lo que está claro es que entra sin un plan de ciudad sin un modelo de gestión”, comentó.  

Quito, capital política

En octubre de 2019 se comportó totalmente ausente y bajo aún su popularidad. Quito es una capital política, mucha gente esperaba que el Alcalde diga algo frente a las medidas antipopulares del Gobierno. Ya en el marco de la pandemia, afirma Luisa Maldonado, tomó  decisiones acertadas, como la suspensión del transporte urbano, se retrasaron en actuar frente al conocimiento que se tenía de un caso que entró por el aeropuerto de Quito. “Se trató el tema en el Concejo, pero no se tomó ningún medida inmediata, eso sí tuvo el acierto de iniciar la cuarentena, cuatro días antes que el Gobierno”.

Para Maldonado, el alto perfil del Alcalde surge en comparación a la anomia del Gobierno Nacional y la tragedia de Guayaquil. “Este segundo momento le reposiciona, eso le sube por las medidas adoptadas. Luego, el tercer momento, es el tema de post pandemia donde solo hay preguntas: ¿dónde está el plan de reactivación económica, el plan retorno y el modelo de la ciudad?”, se pregunta Maldonado.

Paulina Recalde, principal de la firma Perfiles de Opinión, sostuvo al igual que Luisa Maldonado, la existencia de tres momentos en esta administración, “el tercer momento es sin duda la crisis sanitaria, en la que el Alcalde asumió tempranamente un rol de liderazgo en la toma de medidas y acciones  haciendo una suerte de bypass a la voz y acción del Gobierno Nacional que lucía indolente”, comentó.

Lo último

¿En qué punto se encuentra Fiscalía en el Caso Danubio?

Quito, 19 ago (La Calle). – La Comisión de Fiscalización y Control Social realizó una comparecencia para brindar un espacio de confrontación y aclaración...