Katherine Betancourt
Katherine Betancourt

¿Dónde está la plata? Según los datos de la nueva secretaria Anticorrupción, Dora Ordóñez, la década del gobierno de Rafael Correa le costó al país entre 30 y 70 mil millones de dólares en perjuicios para el Estado. En medios de comunicación tradicionales se sostiene que las megaobras tienen sobreprecios; además de innumerables actos de supuesta corrupción de los funcionarios que formaron parte del correísmo.

Los hospitales y carreteras construidos en la época de Correa registraron valores que son considerados como exorbitantes; sin olvidar el costo de cada una de sus sabatinas en las que el exmandatario se dedicaba a informar sobre su gestión, pero también a despotricar en contra de sus detractores.

Recordemos la obra de la Refinería del Pacífico, cuyos estudios de ingeniería costaron nada menos que la suma de USD 259.9 millones y USD. 235 millones destinados a la preparación del terreno y movimientos de tierras que en su momento fueron adjudicados a Odebrecht. En total, el país destinó a esta obra alrededor de USD. 1.501 millones de, una inversión injustificada tomando en cuenta que han pasado más de 10 años desde que se colocó la primera piedra.

Moreno no solucionó nada

Sumemos a esto los casos registrados en el gobierno de Lenín Moreno en los que también está involucrado. Ciertos personajes políticos de quienes conocemos sus mañas, se aprovecharon de la pandemia para llenar sus bolsillos a espaldas de un pueblo castigado por la inoperancia, la indolencia, el descaro de los funcionarios de turno y de los políticos de siempre.

La justicia ha hecho su trabajo a medias, eso que quede claro. Aún vemos a corruptos en las calles o esperando sentencia pero, ¿Dónde está la plata? ¿Qué pasa con los miles de millones de dólares de los que se beneficiaron? ¿Qué pasa con la devolución de todo ese dinero que se robaron a manos llenas?

Hoy no hay dinero para pagar a maestros, a médicos ni a funcionarios públicos, se recorta presupuesto a la educación, el sistema de salud está colapsado, estaremos endeudados por años con China y organismos internacionales, pero se mantienen sueldos vitalicios a ex presidentes o familiares, a una Asamblea Nacional con altos salarios para sus integrantes y, así, una serie de incongruencias que van de la mano con la nula gestión morenista.

Lee más artículos de opinión aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *