Comunidad waorani demanda a petrolera china por daño ambiental

Quito, 12 dic (La Calle). – Dirigentes de la aldea waorani de Miwaguno colocaron una demanda constitucional contra la empresa petrolera china PetroOriental. De acuerdo con los ciudadanos waoranis, al quemar el gas del subsuelo en la extracción de crudo, la empresa contribuye al aumento del cambio climático.

“La lluvia que cae sabe a carbón. Igual la usamos porque no tenemos agua potable», le contó a la prensa internacional, Menare Omene de 52 años, ella forma parte de una comunidad waorani de 150 miembros que presentaron la causa.

“Queremos que se apaguen los mecheros por los daños ambientales en nuestro territorio. Está ‘full’ contaminación», expresó Juan Pablo Enomenga, presidente de la comunidad.

Afectación al territorio y la vida

La vida en Miwaguno se sostiene por las labores de labores de agricultura, cacería y pesca. Es por esta razón que sus habitantes ven con preocupación como la quema de gas natural por la extracción de petróleo causa estragos en la naturaleza. La producción de yuca y plátano bajó durante los últimos 15 años.

De acuerdo con la ONG Acción Ecológica, que acompaña la demanda, el gas puede aprovecharse para la generación de electricidad. La empresa debería invertir con ese fin y no utilizar la opción más barata que es quemarlo.

Sin control territorial

El pueblo waorani ocupa las provincias de Napo, Pastaza y Orellana. Aunque la ley reconoce la jurisdicción indígena, mantiene la potestad del Estado ecuatoriano sobre el subsuelo, por lo cual las petroleras pueden operar sin ningún control real.

El año pasado, la población waorani de Pastaza consiguió un fallo histórico para impedir el ingreso de empresas extractoras en las 180.000 hectáreas de selva virgen.

Otros casos

La justicia ecuatoriana falló a favor de varias comunidades amazónicas en la demanda contra Chevron por daños ambientales. La empresa debía pagar USD 9.500 millones. La sentencia se ratificó en 2018 por la Corte Constitucional.

Sin embargo, un tribunal de La Haya anuló dicha sentencia y el litigio se mantiene fuera del país.

Lo último