RADIO EN VIVO

Radio en Vivo

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Villavicencio recurre a la Fiscalía como medida desesperada

Quito, 03 oct (La Calle). – El presidente de la Comisión de Fiscalización y Control Político, Fernando Villavicencio presentó ante la Fiscalía General del Estado (FGE) el informe sobre el caso de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

Luego de que Fiscalización rechazara el informe sobre Coca Codo Sinclair, al asambleísta no quedó otra opción que acudir a la FGE y asentar su denuncia. Villavicencio solicitó acciones penales en contra de los responsables en la negociación, adjudicación y construcción del proyecto hidroeléctrico.

Entre los responsables que mencionó están los expresidentes Rafael Correa, Lenín Moreno, el exvicepresidente Jorge Glass, ministros de electricidad, exgerentes de Coca Codo Sinclair, CELEC y representantes de las compañías chinas.

El informe presentado por Villavicencio contó con el respaldo de los asambleístas Pedro Velasco (independiente) y Bruno Segovia (independiente). Mientras que la bancada oficialista y UNES le dieron la espalda. En este proceso, la asambleísta Ana Belén Cordero y Marco Troya se abstuvieron de votar.

“Lo que tiene que hacer el gobierno de Lasso y la colega Ana Belén Cordero es explicarle al país por qué voto en contra o se abstuvo de votar. Ella argumentó que iba a recibir la Central Hidroeléctrica del gobierno, lo dijo en la sesión y ante la comisión. Ella tiene que explicar”, resaltó.

Hipótesis en el caso Coca Codo Sinclair

Para el legislador, el Gobierno debe responder a todas las incongruencias presentadas en este caso. Informó que Lasso debe explicar si se está realizando un acuerdo de Libre Comercio con China, negociaciones petroleras o una nueva línea de crédito.

Villavicencio detalló que, del pago total de sobornos, USD 18 millones pasaron a manos de la empresa Recorsa S.A. Explicó que este pago se realizó en el marco de las negociaciones del contrato y líneas de crédito. Reveló que fue el Estado ecuatoriano que pagaba con sus recursos y este es un delito que la FGE aún no ha investigado.

Recalcó que la hidroeléctrica, que costó más de USD tres millones, posee más de 17 mil fisuras y fallas irreparables. Además, insistió que Lasso no debería aceptar la central mientras no se reparen las fallas y garantice una vida útil por lo menos de 50 años.

Según el asambleísta, las autoridades de Correa tuvieron conocimiento hasta el año 2014-2015 de las fallas de origen que poseía el acero de China. Sin embargo, autorizaron su importación y el encolado del acero sin especificaciones.

Además, Villavicencio señaló que no solamente se trataría del presunto delito de asociación ilícita, sino también delincuencia organizada.

Informes técnicos

Los informes técnicos presentados por Villavicencio señalaron que las reparaciones “como parches”, no solucionarán los problemas estructurales que posee la central. Comunicó que hasta el próximo mes de noviembre vence el plazo que el gobierno de Lasso tiene para demandar a la compañía fiscalizadora de la obra.

“Algunos piensan que mientras exista un arbitraje no se puede llevar una acción y no es así. Ahora estamos pidiendo acciones legales contra Correa y Moreno”, aseguró.

Respuesta de la Comisión de Fiscalización y Control Político

Gabriela Molina, miembro de la Comisión de Fiscalización, comunicó que la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair representa el 28% de la producción energética. Si se llega a paralizar sus operaciones representaría una catástrofe para el país.

Ana Belén Cordero informó que este caso se maneja bajo un arbitraje internacional, en el que la empresa constructora incumplió varios acuerdos del contrato.

“No debieron permitir que se instale ni un centímetro de la maquinaria que llegó del exterior, conociendo que tenían fallas”, recalcó el asambleísta Pedro Velasco. (N.J.C)

blank

Lo último

Revolución Ciudadana respalda a Cristina Fernández por lawfare

Quito, 6 dic (La Calle).- El movimiento Revolución Ciudadana (RC) respaldó y se solidarizó con la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, tras...