Guillermo Lasso Ya qué chucha

Por: Julián García

Quito, 06 ago (La Calle).- Guillermo Lasso usó como escenario su cuarto de estudio para ordenar a los ecuatorianos que voten por él. Cual fiera hambrienta, desencajado, mostrando sus dientes, señalando con su dedo índice y sin mirar a la cámara, gritó “nadie le entrega el futuro de su vida al ¡Ya Qué Chucha!”.

Es de suponer que a escasas horas recibió las encuestas que ya no lo ubican como el favorito para segunda vuelta. Es más, ni siquiera es el tercer favorito para la primera vuelta. Por eso, arremetió en contra de otros tres candidatos que están en la punta de los sondeos.

Uno a uno y en orden de números empezó a cuestionar, sin más argumentos que sus gritos, a los posibles candidatos.

El correísmo

Entre julio y agosto de 2020, las encuestas ubican en primer lugar a cualquier candidato que proponga el correísmo. Aún no han podido asegurar la tienda política que los acoja para elecciones, pero los ecuatorianos responden bien a la imagen de Correa. El candidato que nazca de esta corriente, según Clima Social tendrá el 21,2% de los votos. CELAG, por su parte, le da 31,4%. Eureknow sitúa el 16,6%. Finalmente, Opinión Pública otorga 16,94%. Con esos números el candidato de Correa no ganaría en una sola vuelta, pero sí lograría llegar a las elecciones de abril ubicado en primer lugar.

“No podemos tener un presidente que haya nacido de las entrañas del correísmo”, dijo Guillermo Lasso e inmediatamente usó una fotografía de la asambleísta por Revolución Ciudadana, Marcela Aguiñaga. Lo hizo después de que el fin de semana pasado se filtrara en redes sociales un video promocionando la imagen de la legisladora.

Ella, por su parte, no descartó ser candidata pero dijo nada estaba definido aún. “Muchísimas gracias por todas las muestras de cariño; sin embargo, aclaro que no hay candidaturas definidas y que apoyaré a la Revolución Ciudadana desde el espacio que el momento así lo demande. No hay tiempo para odios ni divisiones, es momento de reconstruir el país”.

Otto Sonnenholzner

“Tampoco [podemos tener] otro que nazca de las entrañas del morenismo”, dijo el líder de la bancada que apoyó cada una de las medidas que envió Lenín Moreno como presidente. Basta considerar que fue la bancada de los asambleístas de CREO quienes, con sus votos apoyaron la designación de María Alejandra Vicuña y Otto Sonnenholzner como segundo y tercer vicepresidente de Moreno, respectivamente. Además de las leyes económicas urgentes que aumentaron impuestos y dieron vía libre a los empresarios para precarizar la vida de sus colaboradores.

Parece ser que para apoyar a Moreno sí destinó votos legislativos, pero ahora busca distanciarse del presidente para ganar votos en las urnas. ¡El pueblo no olvida, Señor Lasso!

La postura no es menor. Otto Sonnenholzner está segundo en las encuestas y, de confirmarse, iría a la segunda vuelta desplazando al banquero Lasso.

Para Eureknow, Sonnenholzner logra el 18,3% de aceptación por encima del candidato correísta. Para CELAG llega al 27,3%. Clima Social le da 8,8%. Finalmente, Opinión Pública detalla un 6% de la aceptación para las elecciones.

Si Sonnenholzner fuese por el Partido Social Cristiano (PSC) como se rumora, las cifras se unirían al 6,9%, 10,5% y 18,06% que dan las encuestadoras CELAG, Clima Social y Opinión Pública, respectivamente.

Álvaro Noboa

Dicen que entre bomberos no se pisan las mangueras. Al parecer Lasso quiere mantener su reinado dentro del sector empresarial. Así, también buscó denostar a quienes podrían votar por el empresario bananero Álvaro Noboa.

“Vota por Álvaro, ya qué chucha. No, no señor, no. Así no se actúa con el futuro de los hijos y el futuro de los nietos”, gritó mucho más exasperado Guillermo Lasso.

“Amigos, los invito a esta batalla”, dijo el banquero sentado desde un rinconcito de su mansión, mientras afuera existen casi un millón de desempleados -cifra que entregó la Organización Internacional de Trabajo- fruto de las medidas tomadas por una mal llamada Ley Humanitaria aprobada por sus propios asambleístas, los de CREO.

Claro, como buen comandante, él no irá a batallar, serán los ecuatorianos los que mueran en SU BATALLA mientras él reciba las condecoraciones. O un aumento de capital que, para un banquero, es mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *