Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Ultraderecha en escena | Opinión

Por: Alexis Ponce

Si no sabes las estrategias de tu adversario, perderás toda batalla

Muy bueno el programa de entrevista del español Alfredo Serrano desde Argentina, “La Pizarra”, hace poco, en vivo. Muy buen análisis, formal, del entrevistado, el ex-Presidente José Luis Zapatero: “Milei (toda la ultraderecha, por extensión), son pre -ilustrados”. Es decir, medievales. Correcta tesis la de Zapatero, pues estos sectores proliferan con el pensamiento mágico: es su mandala contra toda evidencia científica. (Publiqué en 2020 similar idea, cuando la Pandemia viral y neofascia aumentaba en el mundo: es reparador hallar un espejo, en el exterior siempre, que elabore un aporte similar al pensamiento).

Desde Ecuador, me permito añadir: “El factor Clonazepam” es cada vez más evidente (la psicopatología al poder) en la nueva ola de ultraderecha, que no es una ola de derechas, en Latinoamérica. Milei y Noboa son casos clínicos. Steve Bannon, el delincuente cerebro del Neo-Trumpismo, dio cátedra salvaje años atrás de la estrategia a toda la ultraderecha: No a las formas, vomitarse encima de la democracia, insultar, adjetivar, agredir, preparar fraude o estrategia Capitolio cuando pierden, deslegitimar al progresismo y las izquierdas con opción de poder, entronizar el Lawfare, empezando por el país más geopolíticamente fuerte: Brasil. Tomarse literalmente el partido fiscal-judicial, esgrimir “la collupción” como estrategia afincada en el eje de intervención de la Embajada de 🇺🇸, y generar el odio primitivo. Es la Ultraderecha Neandertal.

Mientras más les reclamemos “respeto” los republicanos y demócratas, mejor para ellos. Goebbels busca el titular, no la forma. Si no hay contundencia en los tres planos: nacional, regional e internacional en la respuesta, es imposible detener el avance de estas neo-camisas negras. La forma es respetable pero un fascista no lo es. Hitler ganó por votos. Noboa patea las puertas de la Embajada de México y luego insulta a los presidentes progresistas y de izquierda de la región, empezando por Xiomara Castro. Milei ataca a Lula, AMLO, Bóric, Maduro, Petro, Mujica. La destitución de Milei YA es bandera argentina de muchos sectores populares y organizados y se presentó la solicitud de Revisión Psiquiátrica. Es cosa de tiempo para que termine como Bucaram en febrero de 1997. El dominó de las derrotas de la ultraderecha entonces empezará otra vez su ciclo. Ecuador, por infortunio, no tiene esa capacidad de mirar lejos ni de construir estrategia de destitución ahora y levantar la unidad. Hay algunas tendencias que prefieren co-gobernar, aún desde lo local, con la embassy 🇺🇸 y la Fiscalía (la alfil gringa Diana Salazar, la antítesis de Ángela Davis), léase con el poder real del partido Lawfare.

Buscan acabar con Latinoamérica como potencial bloque en los BRICS. Si grupos y bloques auto-llamados “de izquierda” defienden a la Fiscal Salazar y están rabiosamente, villavicenciosamente, contra los BRICS, pregúntate si la próxima vez no aparecerán en los wikileaks, de amiguetes de chisme y de cóctel en la embajada americana.

Bolsonaro, Kast, Uribe, han sido derrotados. / Claudia, Gustavo, Lula, Arce, los Tupas, son opción real. El Imperio gringo es un factor que no puede ser omitido, don José Luis Zapatero. Laura Richardson y su Comando Sur, el ala militar del imperio brutal en decadencia, es la madrina de los Milei y los Noboa. Y nos quieren aniquilados, muertos, derrotados.

La aldea es el lugar de pelea que nos toca por determinismo geográfico. Pero la mente no puede ser aldeana, ya Bolívar y Sucre te lo dijeron dos siglos atrás y te olvidas, paisito amado.

Publicidad