Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Truhán y señor: Julio Iglesias cumple 80 años de éxitos

Por: María Isabel Burbano

Quito, 23 sept (La Calle).- El 23 de septiembre de 1943 en Madrid nacía Julio José Iglesias de la Cueva. Todavía no lo sabía, pero se iba a convertir en el artista hispano más exitoso de la historia y al cumplir 80 años, su nombre todavía retumba en los oídos de Latinoamérica, España y el mundo.

Nació en el seno de una familia acomodada. El hijo mayor del médico Julio Iglesias Puga y María del Rosario de la Cueva fichó como portero en su juventud al Juvenil B del club de fútbol español Real Madrid. Iglesias esperaba convertirse en profesional y dedicarse a este deporte. “Me siento como en casa dentro del mundo del fútbol y lo amo inmensamente”, dijo en una ocasión. Mientras jugaba también estudiaba derecho y a falta de terminar una asignatura, sufrió un aparatoso accidente de tránsito, un día antes de su cumpleaños 19, el 22 de septiembre de 1962. Estuvo paralizado un año y medio, durante ese tiempo se despertó su amor por la música. Un amor mucho más eterno.

Inicios en la música

El primer diagnóstico indicó que estaba semiparalítico. Había la posibilidad de que no vuelva a caminar, por lo que tuvo que seguir unas estrictas sesiones de ejercicios. Durante su rehabilitación Eladio Madaleno, un joven enfermero, le hizo un regalo que le cambió la vida: una guitarra.

Buscaba que su paciente ejercitara los dedos, pero que también se animara. Julio ya escribía poema y así pudo ponerles música. “La voluntad era mi compañera perfecta y tiene mucho que ver conmigo lo que conté con esta música. Ese accidente, como digo siempre, juntó mi alma con mi cabeza y empecé a vivir una aventura que aún no ha terminado”, escribió en un post de instagram, donde recordaba su accidente.

En esa convalencia, escribió su primer éxito La vida sigue igual y fue a presentarlo a una disquera para que alguien la cantara, como no había nadie más, le ofrecieron que él la cantara y allí empezó su carrera.

“Yo no nací cantante. No tengo ese don natural. Me ha costado mucho trabajo aprender. Yo era un pequeño cantautor que un día compuso La vida sigue igual y que, a partir de ahí, empezó a aprender a cantar”, expresó en una ocasión.

En 1968 firmó con Discos Columbia, la sección latina de Columbia Records y grabó ese primer sencillo que le trajo éxito y fue primero en las listas españolas. En 1970 representó a España en Eurovisión con la canción Gwendolyne quedando en cuarto lugar. El tema se grabó en cuatro idiomas y la versión en español fue exitosa en Latinoamérica y España.

Los años 70 son los años de consolidación para Julio Iglesias que hace giras en América Latina, Europa y Japón. En 1971 se casa con Isabel Preysler, con quien tuvo tres hijos, entre ellos el también cantante Enrique Iglesias. En el verano de 1977 el cantante alcanza la cifra de 35 millones de discos vendidos en todo el mundo.

El cantante latino más exitoso

Si bien suena a insulto llamarlo el cantante más exitoso de la historia, lo cierto es que en 1978, el cantautor decidió instalarse en Miami como residencia oficial y de esa forma abriría el espacio para el mercado de la música latina en Estados Unidos. Firmó un contrato con CBS Records International y trabajó con el español Bruno del Granado. “Como yo era español pues me pusieron a trabajar con él y vi de cerca todo lo que fue el crecimiento de Julio en Estados Unidos. Como fue conquistando mercados desde Miami, el lugar que escogió con una inteligencia geográfica y para los negocios que pocos artistas tienen. Él fue el primero que entendió que la ubicación de la ciudad era perfecta para un artista de habla hispana y desde allí se hizo un ídolo global”, dijo a Yahoo.

Opina lo mismo el productor Emilio Stefan que llegó detrás con su Miami Sound Machine, donde destacaba su esposa, la cantante Gloria Stefan. “Julio fue el primero de nosotros en hacer el crossover y nos abrió la puerta a todos. Fue además el que nos hizo el mapa a seguir sobre cómo ser un artista internacional de habla hispana”.

Allí sacó su primer disco en inglés  1100 Bel Air Place que marcó un hito con canciones tan icónicas como la colaboración con el cantante country Willy Nelson To All the Girls I Loved Before. También grabó junto a Diana Ross y The Beach Boys.

Una estrella planetaria

En 1983 recibió el primer y único premio «disco de diamante» nunca dado a un cantante por el Libro Guinness de los Récords por vender más discos, 100 millones de copias, en más idiomas que ningún otro artista musical en la historia (español, alemán, japonés, inglés, italiano, portugués, francés, tagalo). También obtuvo el récord como el “intérprete latino de más éxito en todo el mundo”, con ventas globales de más de 300 millones de álbumes.

Julio (1987) fue el primer álbum en lengua no inglesa en vender más de dos millones de copias en Estados Unidos y el único disco en lengua no inglesa que consiguiera allí la certificación de doble platino. En 2013, el World Guinness Records le confirió el record de ser el artista latino que más discos ha vendido en el mundo.

En la actualidad, vive entre la isla privada de Indian Creek, en Miami; Punta Cana, en República Dominicana; y las Bahamas. Ha dejado de brindar conciertos y afirmó en una publicación en Instagram que trabaja en su libro de memorias, además de desmentir rumores sobre un deterioro en su salud. En 1990 conoció a la exmodelo de Países Bajos, Miranda Rijnsburger, con la que se casó en segundas nupcias en 2010. Tienen cinco hijos: Miguel, Rodrigo, Victoria, Cristina y Guillermo.

Celebrará su cumpleaños 80 en la intimidad de su familia y soplando las velas de su pastel rodeado de su esposa y algunos de sus hijos. Truhán, pero también señor, el éxito de su carrera lo acompaña hasta ahora. Después de varios recesos, logró graduarse de Derecho en 2001 en la Complutense de Madrid.

Publicidad