El expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

Quito, 8 ago (La Calle).- El Tribunal de Casación de la Corte Nacional de Justicia ratificó la sentencia del denominado “Caso Sobornos 2021-2016”. Los sentenciados, además de su pena privativa de libertad, deberán cumplir con mecanismos de reparación integral estipulados en el artículo 78 del COIP. Medidas simbólicas humillantes y reparaciones económicas son parte de esta sentencia, cuyos matices cada vez más son más políticos.

Sentencia

El expresidente Rafael Correa y 20 procesados más recibieron la ratificación de su sentencia. Como medida punitiva, el Tribunal determinó que los implicados deberán cancelar el monto de USD 14,7 millones. Esta cifra sería proporcional al supuesto perjuicio de USD 7.5 millones que habría provocado al Estado el denominado “Caso Sobornos 2012-2016”.

De esa cifra, el exmandatario y el exvicepresidente Jorge Glas deberán cancelar un valor de USD 778.224 dólares. En el caso de Correa, esta instigación y, por tanto, su responsabilidad penal se habría consumado “mediante un influjo psíquico sobre funcionarios de su entera confianza”.

¿Medidas simbólicas o humillantes?

El artículo 78 del Código Integral Penal (COIP) contempla la posibilidad de exigir a los sentenciados medidas de reparación de tipo simbólico, orientadas a “la disculpa y el reconocimiento público de los hechos y de las responsabilidades”.

En ese marco, los implicados deberán colocar una placa en la Presidencia de la República del Ecuador con la siguiente inscripción:

“Los recursos públicos siempre se deberán administrar honradamente y con apego irrestricto a la ley, la función pública es un servicio a la colectividad, con sujeción a la ética como principio rector”.

El Tribunal les exigió ofrecer disculpas públicas en la Plaza de la Independencia y acreditar el cumplimiento de un curso de 300 horas, en ética y transparencia de la administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *