Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Trabajadoras sexuales del Centro Histórico de Quito se declaran en rebeldía

Quito, 12 jun (La Calle). – Cuatro organizaciones de trabajadores sexuales se declararon en rebeldía, informó el medio digital Wilar EC. Representantes de este sector, anunciaron que a partir del próximo 13 de junio de 2022 emprenderán acciones legales contra el Municipio de Quito, que 10 de junio clausuró espacios donde acudían para brindar sus servicios.

“Las cuatro organizaciones nos declaramos en rebeldía, no nos vamos a ir. Somos parte de la historia y no vamos a ser desalojadas, porque no somos delincuentes” dijo la representante.

Nelly Hernández, trabajadora sexual y lideresa de una de las organizaciones de este gremio, manifestó que el Municipio de Quito ha vulnerado los derechos de los trabajadores. Además, comentó que se las intenta desalojar del Centro Histórico.

«Mónica», representante de la organización mixta Primero de Mayo, dijo “nos han tenido sentados en mesas técnicas semanas enteras para nada. Él (alcalde de Quito, Santiago Guarderas), él no tiene palabra. Las mesas técnicas no tienen palabra”.

David González, asesor del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores Sexuales de Quito, confirmó la existencia de violencia en contra de los trabajadores. Con estas acciones, el Municipio «atenta contra todos los derechos humanos del espacio de libre tránsito, de la movilidad y del trabajo».

Además, dijo que se presentarán todas las medidas necesarias para garantizar el ejercicio del trabajo sexual. Y señaló que tendrán articulación con la Secretaría de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo y con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Hoteles clandestinos, un peligro

Los trabajadores sexuales denuncian la existencia de sitios clandestinos que no cuentan con las medidas de seguridad para precautelar sus vidas, seguridad e integridad.

“El Municipio nos ha cerrado las puertas (…) Rotaremos a donde haya un lugar que nos abra la puerta, así seamos extorsionadas”, dijo Nelly.

Mónica mencionó que las trabajadoras “pagan habitaciones entre USD 5 a USD 10 dólares. Ellas prefieren pagar esa habitación a irse sin un centavo a sus casas. Y los hoteles clandestinos están aprovechándose”. González aclaró que en los lugares clandestinos los trabajadores sexuales pueden ser víctimas de violencia y femicidio.

En total, cerca de 313 trabajadores sexuales están carnetizados, es decir, de los que se tiene registro y constan dentro de las organizaciones.

Movilización Nacional

Las organizaciones no descartaron la posibilidad de unirse a la jornada de manifestaciones previstas para el 13 de junio de 2022.

“Pensamos en la posibilidad de sumarnos para lograr un fin específico: que dejen trabajar, que se dé la garantía para protección en temas de seguridad, en temas de delincuencia, robo y tráfico”, dijo el asesor del sindicato.

Lo último

Caso Danubio: socio del esposo de Ana Belén Cordero salpicado por «venta de cargos» en el Gobierno

Quito, 12 de agosto, (La Calle).- La vicepresidenta de la Comisión de Fiscalización, Ana Belén Cordero es miembro de los asambleístas que investigan la...