Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Trabajadoras sexuales de Quito presentan medida cautelar para trabajar

Quito 28 mar (La Calle).– Trabajadoras sexuales de la capital presentaron una medida cautelar “en contra todo tipo de abuso” ante la decisión del Municipio de Quito de apelar la medida para crear un plan de regularización de estas trabajadoras en el Centro Histórico.

La secretaria de Seguridad, Daniela Valarezo mencionó que esta decisión la toman porque los magistrados no consideraron todas las aristas y características en la primera audiencia. Por lo que, las trabajadoras sexuales aseguraron que irán hasta las últimas consecuencias para evitar otro maltrato por culpa de las autoridades.

Las mujeres que se dedican a esta labor indicaron que nunca dejaron de asistir a las mesas técnicas que mantenían con la Alcaldía hasta diciembre de 2022. No obstante, no concuerdan en la carnetización que plantean las autoridades. Además, tacharon de “aberrante” que pretendan colocarles un código QR.

“Muchas de nuestras familias no saben a lo que nos dedicamos (…) no nos permiten pasar por las plazas del Centro, a pesar de que somos ciudadanas”, refirió para Ecuavisa.

“Es legal mientras no lo ejerzan”

La municipalidad de Quito estableció que las trabajadoras sexuales eviten tres puntos claves del Centro Histórico: La Plaza de San Francisco, La Plaza Grande y la Plaza del Teatro, pues el secretario de Inclusión, Fernando Sánchez enfatizó que “no se puede espantar al turista del Centro Histórico”. Además, repitió que se debe precautelar la seguridad de quienes asisten a ese espacio de la ciudad.

“Las trabajadoras sexuales deben evitar laborar en horarios de colegios y escuelas, deben respetar las calles y plazas conocidas”, remarcó.

Lo dejaron en manos de Muñoz

Las autoridades mencionaron que la decisión de esta propuesta será una tarea de la siguiente administración. Con esto, el alcalde electo, Pabel Muñoz, mantendrá una reunión con Sánchez el 29 de marzo para abordar los avances el proyecto.

Esta medida fue tomada luego de que el juez Ángel Mestanza dictaminó que el Municipio de debe determinar un lugar adecuado dentro de la ciudad para que las trabajadoras sexuales ejerzan su actividad.

Hernández indicó que se han visto en la obligación de realizar trabajos sexuales a cambio de que las dejen trabajar tranquilas.

“Esto no solo me tocó hacer a mí, sino la mayoría de personas que nos dedicamos al trabajo sexual. Ya estamos cansadas de tanto maltrato”, señaló. (O.Z)

Publicidad