Quito, 02 nov (La Calle). – Un tiburón ballena hembra, marcada el pasado 14 de agosto del 2020 en la Isla Darwin, regresó al punto de registro tras 80 días de un largo viaje en aguas internacionales al noreste del archipiélago de Galápagos.

«Nemo» es el nombre de esta especie de aproximadamente 13 metros. La investigadora Sofia Green la nombró así porque la ballena tiene una de sus aletas mordida.

El equipo de investigadores que la marcó, Galapagos Whale Shark y la Dirección del Parque Nacional Galápagos, calcula que «Nemo» recorrió unos 1.600 kilómetros. Su viaje se desplazó cerca de Marchena, Genovesa, norte de Isabela y finalmente al Arco de Darwin, en Galápagos.

Conexión entre Galápagos y Costa Rica

El pasado 9 de septiembre, los datos satelitales de este tiburón ballena hembra dieron a conocer que recorrió 1.100 kilómetros desde Galápagos hasta las Isla del Coco en Costa Rica, durante tres semanas.

Danny Rueda, director del Parque Nacional Galápagos dijo que esto “muestra la importancia de mantener alianzas regionales en la conservación de especies migratorias». Añadió que, estas especies «sirven de corredores biológicos marinos, como el existente entre Ecuador y Costa Rica».

Este recorrido confirmó una conexión entre los ecosistemas de Galápagos y Costa Rica, región del Pacífico Este Tropical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *