Quito, 25 de jul (La Calle).- La red de corrupción que tejió el exasambleísta morenista Daniel Mendoza empieza a deshilarse y, como consecuencia, salen a la luz los nombres de varios funcionarios públicos ganan sueldos superiores a los USD 2.000, y que sirvieron como cuotas políticas con el fin de asegurar el dominio de Mendoza en Manabí.

La mayoría de implicados como cuotas políticas dejaron sus puestos en el Estado hace uno o dos meses, algunos incluso el año pasado. Sin embargo, cuatro de los tentáculos de Mendoza aun trabajan en la función pública.

El gobernador de Manabí, Tito Nilton Mendoza, figura en la lista de cuotas políticas. Asumió a dicha dignidad el 12 de diciembre de 2019, el mismo día en que la Comisión de Fiscalización archivara el juicio político contra la ministra María Paula Romo. No es un dato menor que la moción de archivo la encabezara el propio Mendoza.

Paolo Martinetti Pita, director de la Agencia Nacional de Transito de Manabí, desempeña tal función desde febrero de 2020 y percibe ingresos mensuales por más de USD 2.300, según los documentos de la página web de la ANT.

José Reinaldo Mera Delgado, gerente del Hospital Miguel H. Alcívar, ostenta el cargo desde mayo de 2018, según el sitio web del centro de salud. Sin embargo, en las declaraciones juramentadas de la página web de la Contraloría consta, desde 1993, bajo el cargo de médico especialista.

Galo Ramiro García Mendoza ocupa el cargo de teniente político, con nombramiento, en la Gestión de Tenencia Política en la parroquia de Charapotó, según datos de Transparencia de la Gobernación de Manabí.

Daniel Mendoza ingresó el pasado domingo, 19 de julio, al Programa de Víctimas y Testigos y actualmente se encuentra preso en la cárcel 4 de Quito desde el 5 de junio de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *