«Tenemos al frente a líderes millonarios y corruptos”, Jaques Ramírez-Vídeo

Quito, 21 de oct, (la Calle).- En la lectura política que acerca el catedrático Jaques Ramírez se esclarece el momento político nacional: marchas a favor y en contra del gobierno, un mandatario contra las rejas que rechaza ir a la Asamblea y una sensación de inseguridad creciente, alarmante.

¿Lasso está militarizando el país?

Creo que está finalizando es la propuesta de contar con un Estado de Bienestar. El filósofo de Eric Fassin, profesor de la Universidad de París, dice que estamos viviendo el momento fascista del neoliberalismo. Un momento en el que se aplican dinámicas que resultan menos democráticas.

Vivir de estado de excepción en estado de excepción no es común, aunque fuera una práctica que desde el Gobierno de Moreno se haya tratado de normalizar.

A la larga, en cinco meses de Gobierno estamos observando la profundización del modelo económico y político que lo instauró Lenín Moreno.

Como siempre, la figura del Dictador ha sido atractiva para los presidentes…

Así es, pero eso no se entiende sino se recurre al contexto. Lasso nunca tuvo apoyo popular y una incapacidad de entender la cosa pública.

Pensaron, posiblemente, que gobernar al Estado era administrar un Banco. A la violencia en las cárceles hay que agregarle el bombazo de los Pandora Papers.

Producto de too eso, estamos viendo en estos últimos días, una serie de prácticas dictatoriales como desconocer la Asamblea. En definitiva, tenemos al frente a líderes millonarios y corruptos.

Cinco meses en el poder y ya organiza marchas, ¿qué puede significar todo esto?

El Presidente entró débil al poder, pensó que con la vacunación, la gente se iba a tranquilizar y alcanzaría un bypass para las políticas neoliberales.

Hay una debilidad en la forma de gobernar, este es el arte de saber pactar y hacer alianzas y resulta que el presidente se pelea con el principal aliado, y de paso, ubica a sus opositores como un triunvirato, como a todas las demandas sociales.

El Presidente se siente muy débil, no puede solucionar los conflictos por la vía democrática. En definitiva, no debemos dejar de hablar de Pandora Papers.

Solo persisten a su lado los medios de comunicación…

Su respuesta de los Pandora Papers fue ocultar el sol con un dedo. Hay una falta de diálogo con sus aliados. La señal que ha dado estos días como es la reunión con Pachakutik, da ciertos indicios de que quiere pactar, con tal de llevar su modelo económico para bajar el telón a los Pandora Papers.

Es fundamental seguir poniendo la lupa en la Asamblea, de usar espacios de comunicación, no hay de que dejar de hablar de Pandora papers. En Chile, por ejemplo, la familia del presidente Piñera sí va a declarar.

¿Estamos en dictadura?

No podemos desconocer el llamado de la Asamblea Nacional, ese ya es un acto claramente de una dictadura democrática, al desconocer a otros poderes del Estado. Son nuevas formas del autoritarismo. Hay desconocimiento de funciones del Estado, de otros actores políticos. Estamos en dictadura democrática.

Lo último