Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Suelo ecuatoriano, 5.1 millones de hectáreas en labor agropecuaria

Quito, 05 dic (La Calle). – Un total de 5.1 millones de hectáreas de suelo ecuatoriano se encuentran bajo cultivos permanentes, transitorios y barbecho, pastos naturales y cultivados, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

En 2019, la producción agropecuaria del suelo ecuatoriano fue de 12.3 millones de hectáreas. Mientras que, montes, bosques y páramos ocupan un espacio de 7.2 millones; es decir, están fuera del uso agropecuario.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas designó el 5 de diciembre de cada año como el Día Mundial del Suelo. En este marco, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) lanzó la convocatoria a celebrar este día; así, Ecuador organiza la “Semana para celebrar el Día Mundial del Suelo”.

Datos de la FAO revelan que el suelo retiene el triple de carbono que la atmósfera, el 95% de los alimentos provienen del suelo y el 33% de los mismos se están degradando.

Las petroleras, afectación del suelo

La otra parte del suelo ecuatoriano está afectada por las petroleras. Uno de los hechos más recientes lo revelan. El pasado 7 de abril del 2020 se registró un derrame de petróleo en la Amazonía ecuatoriana. Seis meses después, ocurrió un socavón de tierra en el sector de San Rafael.

105 comunidades indígenas de las provincias Orellana y Sucumbíos presenciaron la contaminación de sus tierras y fuentes de agua. Las empresas responsables del hecho, OCP y Petroecuador, aseguraron remediación ambiental. Este proceso jamás se concretó

En una investigación realizada por la alianza periodística Mongabay Latam y GK de Ecuador, Alexandra Almeida, coordinadora del área de Petróleo de la Fundación Acción Ecológica, asegura que “según las empresas ya terminaron de hacer la remediación que estaba en 96 %. Ese 4 % que faltaba, dicen, era la socialización con las comunidades para terminar el proceso”.

Ante las masivas denuncias de las comunidades indígenas, varias organizaciones defensoras de derechos humanos presentaron un informe sobre una inspección realizada en las zonas afcetadas.

Almeida explicó que en las zonas “se encontró también presencia de hidrocarburos policíclicos aromáticos, los cuales son extremadamente tóxicos y se encontraron también metales pesados como níquel, plomo y vanadio”.

Es importante recordar que, además de este caso, la Unión de Afectados por las operaciones petroleras de Texaco (hoy Chevron) llevan 27 años luchando por justicia.

Lo último

La exlegisladora Ana Galarza investigada por el caso Diezmos regresa a la lid electoral

Quito, 8 ago (La Calle).- El movimiento Reto anunció las candidaturas de la exasambleísta Ana Galarza para la prefectura de Tungurahua y Luis Amoroso...