Quito 11 feb (La Calle).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) queda en alerta después de conocer que los números de personas muertas por coronavirus en China ya asciende a más de 1.000 casos.

En este sentido, la OMS la declaró como “grave amenaza mundial” porque ya traspasa fronteras incluso entre continentes. La primera muerte por la epidemia de neumonía se dio en diciembre de 2019 pero solo hasta el 11 de enero, el sistema de salud chino, alertó del caso.

Desde entonces, las personas que fallecieron por la enfermedad ya suman 1.016. Solo este martes 11 de febrero, el país asiático registró 106 muertes siendo el número más alto desde que apareció la epidemia. Los infectados, por su parte, suman ya 42.000.

“(La epidemia) sigue constituyendo una verdadera emergencia para este país, pero es también una amenaza muy grave para el resto del mundo”, alertó este martes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la apertura de una reunión de unos 400 científicos en Ginebra destinada a frenar la epidemia.

Fuera de China, el virus ya contaminó a más de 400 personas y resultaron fallecidos dos ciudadanos en Filipinas y Hong Kong. El caso de un británico llamó la atención. Él contrajo el virus en Singapur y lo transmitió a 11 personas.