Quito, 31 jul (La Calle). – La jueza de Garantías Penales, Gianella Noritz dictó prisión preventiva contra los hermanos Abdalá, Michel, Jacobo Bucaram Pulley, Daniel y Noé Salcedo y seis personas más por presunta asociación ilícita para la comercialización de insumos médicos de forma irregular.

La magistrada también dictó prohibición de salida del país y presentación diaria ante la fiscalía para Gabriela Pazmiño y dos personas más. Pazmiño y Dalo Bucaram se encuentran en Miami y no se sabe si regresarán al país. Luis Jairala, exgerente del Hospital Teodoro Maldonado Carbo recibió arresto domiciliario y uso de grillete electrónico por una afectación cardíaca.

En la audiencia de formulación de cargos, Fiscalía presentó elementos de convicción para sostener el pedido. Entre los que se encuentran informes policiales de las investigaciones aplicadas a los procesados, donde aparece “la extracción de información de las bitácoras de seguridad de los edificios ubicados en el norte de Guayaquil, en las que se registraron el ingreso y egreso de vehículos en que los investigados, presuntamente, mantenían reuniones; los partes policial y pericial de insumos médicos incautados en el allanamiento a un local deportivo ejecutado en esta ciudad (los que se encuentran en cadena de custodia en la Policía Judicial)”.

También consta el proceso iniciado en Santa Elena a dos ciudadanos que tenían en su poder USD 300.000. De acuerdo con las versiones, la suma provino de la venta de insumos médicos a Jacobo Bucaram en su domicilio al norte de Guayaquil.

Antecedentes

Las investigaciones en torno a este caso iniciaron en mayo cuando existió la denuncia sobre la compra de fundas para cadáveres con sobreprecios destinadas a hospitales públicos. En ese sentido, la investigación involucró a Daniel Salcedo. Para entonces, la Contraloría General del Estado determinó que en los hospitales de Los Ceibos y Guasmo Sur, en Guayaquil, hubo sobreprecios de más de 1.300%.