Quito, 31 jul (La Calle). – El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) pretende evidenciar, a través de una investigación científica, que el ají ecuatoriano es el más antiguo de América.

Se trata de un proyecto audiovisual denominado «La Ruta del Ají» que nació en 2015 y en coordinación con el INPC busca los rastros gastronómicos, antropológicos, culturales, rituales e históricos de este fruto.

Origen

Según el INPC, varias crónicas hablan del ají como un alimento de uso generalizado en comunidades indígenas de Ecuador. El Valle del Chota destaca como zona de producción y distribución de ají. También se destaca como un fruto funadamental en las regiones Sierra, Costa y Amazonía, a la par de la sal, la chicha y el maíz.

Rastros arqueológicos

Expertos encontraron los primeros registros de este alimento histórico en gránulos de almidón en un área arqueológica de Cubilán de hace 8.000 a.C , en Oña, provincia de Azuay, a lo largo de una extensión de 52 km2.

También encontraron rastros en unos asentamientos de hace 6.000 a.C. al Suroeste de Ecuador en unos sitios conocidos como Loma Alta y Real Alto. En el primer sitio hallaron almidones de ají en piedras de molino y residuos de comida en pedazos de vasijas de cocina.

Mientras que en el sitio Real Alto hallaron residuos de almidón de ají en piedras de moler pertenecientes a un centro ceremonial de hace 5.000 a.C.