Quito, 15 ene (La Calle).- El alcalde de Quito, Jorge Yunda, dijo este miércoles que las condiciones del viento impiden la extinción del incendio forestal en el cerro de Casitagua en Pomasquí.

“Estamos monitoreando el movimiento del fuego. Apenas veamos si hay daño a una vivienda tomaremos las medidas correspondientes”, expresó el burgomaestre. La dirección del viento también está en constante monitoreo “no es lo mismo apagar un incendio en un llano que en una montaña”, agregó.

El incendio, que empezó aproximadamente a las 10:15 de la mañana del martes 14, no ha podido ser controlado. La ciudadanía y la junta parroquial están asistiendo a los bomberos. El equipo utiliza drones para el monitoreo y helicópteros para las descargas de agua.

La ciudadanía puede realizar sus donaciones en el Colegio Pomasqui, en el norte de la ciudad.