Quito, 31 jul (La Calle). – 103 funcionarios de la función judicial en Pichincha presentan Covid-19. De ese número, la mayoría son ayudantes judiciales (27) y gestores de archivo (18). Por este motivo, el director provincial del Consejo de la Judicatura de Pichincha, Hugo Oliva, pidió la declaratoria de emergencia en la función. La solicitud la dirigió a la presidenta del organismo de justicia, María del Carmen Maldonado.

“Dotar de elementos técnicos al Pleno del Consejo de la Judicatura, para la toma de decisiones con respecto al actual escenario epidemiológico de los servidores judiciales en Pichincha con corte al 29 de julio”, dice parte de la solicitud.

Según los reportes, 14 jueces, 12 secretarios, tres coordinadores, dos médicos peritos, un asistente de coordinación y un asistente administrativo tienen Covid-19. Así mismo, dos técnicos de audiencia, tres técnicos de sala, cinco auxiliares de oficina y dos auxiliares de servicios dieron positivo al virus. Por su parte, cuatro citadores, dos miembros de TICS, un técnico de ventanilla, una parvularia y cinco conductores contrajeron el virus

El Consejo de la Judicatura indicó que se priorizará el uso de las herramientas digitales para las audiencias y procesos en la ciudad de Quito. La misión es prevenir el aumento de Casos de Covid-19.

En su portal web, el Consejo de la Judicatura anunció que durante la emergencia sanitaria «garantiza la tutela de los derechos ciudadanos. A través de 250 unidades judiciales en todo el país». Así, se suma a las medidas de bioseguridad para mitigar el contagio.

El 23 de junio pasado, el abogado Fausto Jarrín ya denunció que el sistema de justicia obligaba a los defensores a acudir a audiencias. En esa fecha, dio a conocer que era positivo para Covid-19 e hizo responsable a la institución por exponer a los asistentes y funcionarios.