Sin agua ni luz en Furukawa, el Gobierno debe una reparación

Quito, 19 oct (La Calle). – La Corte Provincial de Santo Domingo falló a favor de los trabajadores de Furukawa por la violación de sus derechos y la existencia de esclavitud. El Estado deberá reparar a 123 empleados.

“Estamos contentos por la sentencia. Agradecemos a Dios, nuestros abogados, la Coordinadora Nacional Campesina. Lo que le pedimos al Estado que no se quede en papeles. Nosotros siempre hemos sido olvidados y esperamos que se cumpla y no nos mientan como han hecho siempre”, dijo a los medios Susana Quiñonez, una de las afectadas.

Sin agua ni luz

“La situación de los campamentos es horrible. No tenemos luz, agua. No tenemos nada. Los cuartos son pequeños, una barbaridad. Nos quedamos ahí para que verifiquen la verdad porque querían taparla, pero nosotros estamos en resistencia. Los campamentos siguen igual, la empresa se burla de nosotros. Querían tumbar los campamentos para eliminar evidencia por eso nos quedamos ahí. Si toca morir ahí, allí moriremos”, agregó Susana.

Por otra parte, July, quien también resiste en los campamentos. “Estoy muy feliz porque hemos tenido un avance respecto al caso, pero no queremos que esto quede impune, sino que el Estado reconozca lo han hecho con nosotros. Nos han intimidado. No hemos tenido avances por parte del Gobierno, seguimos en los campamentos sin luz, sin agua”.

El Proceso

La abogada de los empleados de Furukawa, Alejandra Zambrano, indicó cuáles son las incidencias de esta sentencia.  “El 15 de octubre recibimos la sentencia de apelación de la Corte Provincial donde se indica que hubo violaciones a los derechos humanos a este grupo de personas. Concluye que hubo trabajo infantil, violación del derecho al trabajo. Establece que los contratos de arrendamiento solo son una pantalla para cubrir la relación de trabajo que existía con estos 123 trabajadores”.

Otras violaciones son el derecho a la salud, vivienda, educación y vida digna. La afectación a la dignidad humana es el centro en este caso.  “En el caso de la esclavitud, se llegó a identificar con los testimonios de los trabajadores, que existía una violación”.

En este caso existen 1.244 afectados. Sin embargo, cada afectado debe comparecer en su propio juicio. Un segundo grupo de 216 afectados también demandaron a la empresa y solicitaron reparación. La audiencia se realizará el próximo 16 de noviembre. Para los 123 trabajadores, el Estado deberá entregar una indemnización por años de trabajo y otra por entrega de tierras (5 hectáreas).

Lo último