Sign for help, un recurso contra la violencia, se extiende en el mundo

Quito, 21 nov (La Calle). – Esconder el pulgar entre los dedos podría pasar inadvertido por la gente. Sin embargo, en los últimos meses permitió ayudar a una joven en Estados Unidos y a otra en España, quienes solicitaron auxilio por la violencia que sufrían por parte de sus parejas.

El gesto #SignalForHelp (señal de ayuda) y se traduce como «necesito ayuda, violencia de género». Lo diseñaron para la Canadian Women’s Foundation (Fundación de Mujeres Canadienses) por una agencia de publicidad de Toronto. El objetivo era de abordar el aumento de los casos de violencia doméstica durante la pandemia. Con especial atención en los primeros confinamientos, y en estos meses su uso se ha extendido.

Puede interesarle: Revictimización: un problema social del que poco se habla en Ecuador

¿Cómo se realiza?

El gesto se hace en tres tiempos: la víctima levanta la mano con la palma hacia afuera. Luego dobla el pulgar. Finalmente cierra los demás dedos sobre este, encapsulándolo para hacer referencia a «sentirse encerrado o atrapado», explica la BBC.

Cuando decidieron diseñarlo, la idea era crear «un simple gesto con una mano que se pudiera usar (en un principio, en videollamadas) sin dejar rastro digital, y que fuera muy útil cuando alguien estuviera atrapado en un hogar violento», explicó la educadora y escritora Andrea Gunraj, vicepresidenta de Compromiso Público de la Canadian Women’s Foundation, a la radiodifusora pública canadiense CBC.

La señal se compartió en más de 40 países y más de 200 organizaciones ya la han adaptado. La simbología y las instrucciones para hacerlo se comunicó en inglés, francés y español para que más personas sepan su significado y puedan ayudar en una situación de violencia de género.

Lo último