Romo y la Policía

Quito, 31 oct (La Calle). – “Nadie disparó a quemarropa las bombas lacrimógenas. Ninguno de los fallecidos pereció como consecuencia de la acción de la Policía. Hay que mostrarle al país la verdad integral”, dijo la ministra María Paula Romo en su comparecencia este sábado ante la Comisión de Fiscalización del Legislativo con motivo del juicio político en su contra.

Con una doble fila de policías a su lado derecho, Romo presentó sus pruebas de descargo. En primer lugar, la ministra presentó un video que muestra los hechos del Paro Nacional de octubre 2019. “Esto no fue un paro”, alegó.

Según Romo, en octubre del año pasado confluyeron varios intereses y fuerzas que buscaban diferentes cosas. Una de ellas es la Incomodidad por el precio de los combustibles. “El año anterior solo dos países mantenían subsidios totales a los combustibles: Venezuela y Ecuador, una decisión difícil de sostener”, añadió.

Romo continuó “Esos días lo que vimos son fuerzas violentas que estaban armados que atacaron lugares públicos, ciudadanos y 11 pozos petroleros. No es honesto hablar de los hechos como si fuera un día cualquiera”.

Causales del juicio

Antes de referirse a las causas de su juicio político, la ministra indicó que no ha incumplido sus funciones y citó el artículo 154 de la Constitución ecuatoriana y el artículo 60 del Código Orgánico de Entidad de Seguridad Ciudadana.

Sobre el uso de bombas lacrimógenas caducadas indicó «las bombas caducadas no provocan ningún daño adicional a la población (…) Según un certificado de la empresa Cóndor (Brasil) que dentro de los cinco años no produce daño a la salud y su funcionamiento disminuye”.

También increpó a los interpelantes de su juicio, los asambleístas Roberto Gómez, Amapola Naranjo y Lourdes Cuesta y los legisladores que aprobaron el pedido. «Señores que firmaron mi juicio poniendo de excusa el tema de las bombas. Si me hubieran preguntado si pueden usar bombas lacrimógenas caducadas, yo hubiera dicho que sí ¿Qué les hubiera dicho? ¿Qué usen armas? Eso no lo habría hecho ¿Qué se replieguen en sus cuarteles? Tampoco lo habría dicho».

Ataques a los centros de paz

“Es una confusión deliberada. Los interpelantes confunden el derecho internacional humanitario en momentos donde hay guerra. No se puede hablar de zonas de paz ¿entonces cuáles son las zonas de guerra? La noche del 9 de octubre de manera accidental, no sabemos si fue la Policía. Fueron bombas lacrimógenas. Dije que no se repetiría y no se repitió”, explicó la ministra.

Sobre el Comité de Protección a periodistas, la funcionaria insistió en el supuesto secuestro a periodistas y miembros de la policía. “Quienes secuestraron a los periodistas fueron aplaudidos en esta comisión. Vimos el secuestro en televisión nacional en tiempo real es lo que sucedió. Periodistas y policías fueron secuestrados, maltratados, vejados y humillados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *