Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

“Reunión sorpresa” de Quishpe: asistentes desconocían a qué fueron

Quito, 16 mar (La Calle).- Asistentes de la reunión que planificó el asambleísta Salvador Quishpe (PK) con sus legisladores (para organizar un “acuerdo nacional”) indicaron que no tenían conocimiento de esa convocatoria.

Quishpe enfatizó que no tenía conocimiento de la asamblea que organizó la Conaie. Sin embargo, su presidente Leonidas Iza desmintió dichas palabras. Asimismo, los asistentes de Quishpe mencionaron que desconocían de la reunión que autoconvocó el legislador.

Radio La Calle pudo constatar la falta de conocimiento sobre esta sesión. Una periodista acudió a la invitación del “acuerdo nacional” y registró que los asistentes alrededor no estaban al tanto.

“No sabía de esta reunión, pero rescato la iniciativa. Aquí lo que nos interesa es la disputa de poder. Los socialcristianos dejan de apoyar al presidente Guillermo Lasso para apoyar el regreso de Correa, dijo el coordinador de Pachakutik, Max Hidalgo.

Ante esta concentración de última hora, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, precisó que hay algunos asambleístas de Pachakutik que navegan en las aguas del neoliberalismo. Además, afirmó que Quishpe fue parte de quienes aprobaron la reunión que se llevaria a cabo este 17 de marzo.

“Ahora saldrá a decir cualquier cosa. Ayer nos llegó la invitación, pero ellos sabían muy bien de esta reunión desde el 24 de febrero.  Nos sorprende el boicot y la división que pretende generar (Quishpe)», precisó.”

¿Qué tratarían en la reunión?

El líder de la bancada Pachakutik convocó a esta reunión para construir un gran “acuerdo nacional” para atender la crisis económica, política, social y económica del país. Según Quishpe, los asambleístas que apoyan la “caída” de Lasso tiene ciertos afines políticos.

“Los que apoyan el juicio político contra Lasso no quieren que se terminen los contratos petroleros que firmaron en 2011 y 2012”, refirió.

Ante esto, la Conaie mencionó que esta reunión paralela es una “clara postura divisionista”, pues la asamblea del movimiento indígena fue una decisión que se tomó en conjunto con las organizaciones sociales. (N.J.C)

Publicidad