Photo by Luke van Zyl on Unsplash

En 1997, apareció la primera red social denominada sixdegrees.com que permitió crear perfiles, tener una lista de amigos e intercambiar mensajes con ellos. Desde entonces, estas redes han evolucionado considerablemente hasta lo que conocemos hoy como Facebook, Instagram, Twitter, entre otras.

Actualmente, son grandes herramientas para empresas o incluso personajes que impulsan a través de ellas sus carreras o negocios. Las ventajas que brindan son infinitas e importantes, sobre todo, en un mundo dominado por la era digital.

No obstante, a pesar de sus considerables aportes a la educación, información y economía, también reflejan lo vulnerables y expuestos que estamos. A través de ellas se viralizan fotografías, videos o contenidos que denigran a personas, hombres o mujeres, causando un daño irreversible en la reputación y honra del protagonista.

¿Usuarios responsables?

La irresponsabilidad de los usuarios también la evidenciamos cuando comparten noticias cuya fuente no ha sido verificada con el solo propósito de generar pánico en sus lectores. Pero, el problema va más allá, pues a través de estas plataformas el cyberbullying se ha fortalecido, por ello, no resulta extraño encontrar resentidos sociales atacando lo que no les parece.

Notamos también a cientos de usuarios que confunden la aceptación de una solicitud de amistad con la búsqueda de pareja. En este aspecto, escriben una serie de mensajes insistentes que culminan con agresiones o insultos, si no reciben respuesta. Es preciso entender que si una mujer u hombre no contesta sus insinuaciones es porque no está interesado.

Somos seres humanos capaces de cambiar el mundo entero usando estas herramientas tecnológicas en nuestro favor; sin embargo, a través de ellas miles de personas dedicadas a hacer daño a quienes ni siquiera conocen.

Esto es solo un resumen del lado negativo que nos dejan las redes sociales, -en realidad- hay mucho más.

Lee más artículos de opinión aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *