Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Rafael Cuesta es despedido de la gerencia de TC Televisión

Quito, 27 mar (La Calle).- Rafael Cuesta, gerente de TC Televisión, “presentó su renuncia” al cargo tras una junta general de accionistas del canal público. Así lo anunció a través de su cuenta de Twitter el 26 de marzo.

El cese de funciones del periodista se da después de que en una entrevista mencionara que no encontró vínculos entre el expresidente Rafael Correa y el presunto entramado de corrupción del Caso Sobornos (2012-2016) por el que fue sentenciado a ocho años de prisión.

Además, en dicha entrevista también calificó de “pendejo” a Danilo Carrera, cuñado del presidente Lasso y presunto líder de la estructura criminal “El Gran Padrino”.

“Hoy he convocado a junta geenral de accionistas de TC Televisión para poner a su disposición mi cargo como gerente del canal. Recibí una empresa quebrada y la dejo solvente; recibí un canal en cuarto lugar de sintonía y lo dejo en primer lugar. Cuando me vaya diré por qué me voy”, publicó en redes sociales.

El 23 de marzo, Cuesta aseguró que no halló indicios que involucren a Rafael Correa. Además, señaló que el único «argumento» que encontró fue el «influjo psíquico», un recurso que ha sido cuestionado por varios juristas e incluso por figuras de la derecha política.

«Estoy haciendo un trabajo sobre los juicios penales a los expresidentes de la República, entre ellos Rafael Correa, y no encuentro nada contra él», refirió.

Cuesta mencionó que, fuera del influjo, no halló un concepto o tema específico en toda la documentación. También, enfatizó que la Fiscal general del Estado, Diana Salazar, actuó con cálculo político cuando investigaba el caso, así lo mencionó en La Posta.

Sobre el caso

El caso Sobornos 2012-2016 es una supuesta red de corrupción en la que se acusa a Correa y otros altos exfuncionarios de su gobierno de haber recibido presuntas coimas para la campaña de las elecciones seccionales de 2014.

Esto ha sido muy cuestionado tanto nacional como internacionalmente debido a que el exmandatario fue sentenciado por influjo psíquico. La «prueba principal» de la Fiscalía habría sido un cuaderno de la exasesora presidencial Pamela Martínez, en donde estarían escritos los montos de los sobornos.

Publicidad