El expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

Quito, 24 ago (La Calle).- El expresidente y actual precandidato de Unión por la Esperanza (UNES) presentará su candidatura a través de un poder notarial, debido a la orden de captura que tiene en su contra por el caso del presunto secuestro a Fernando Balda, anunció este lunes el director nacional de Centro Democrático, Enrique Menoscal.

“Nuestra intención es que Rafael Correa se mantenga en la candidatura de UNES, en el cargo de la Vicepresidencia. Presentaremos su candidatura a través de un poder, tal como se pueden hacer todos los trámites legales en ausencia de la persona, divorcios, pagos, etc…”, dijo Menoscal en entrevista con Radio La Calle.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, informó el domingo 23 de agosto del 2020 que no se podrán inscribir candidaturas a través de un poder sino exclusivamente con la presencia física del candidato. Ante este escenario, Menoscal dijo que Atamaint puede “decir en medios lo que sea pero deberá dar una respuesta formal, escrita y con apego a derecho”.  

Un dato no menor es que, una vez aprobada la candidatura de Rafael Correa, él tendría inmunidad mientras dura la campaña y hasta que se presenten oficialmente los resultados. Menoscal recalcó en la intención de juzgar a Correa, de acuerdo con los tiempos electorales, de modo que no pueda participar en la contienda de 2021.

Menoscal reconoció que la presencia de Correa junto al candidato a presidente Andrés Arauz le da mayores posibilidades de victoria a UNES por el “capital político” del exmandatario. “Esta posición electoral nos garantiza una mayor votación, pero en caso de que no se nos apruebe tenemos un binomio alternativo inscrito Arauz-Rabascall”, añadió.

Las candidaturas: ¿un programa político o coyuntural?

El director nacional de Centro Democrático explicó que el proceso de selección de candidatos dentro su Movimiento tiene que ver con un programa de gobierno acordado previamente con los aliados y no obedece a coyunturas electorales.

“El programa político está listo y es perfectible. Estamos a 20 días aproximadamente y mientras tanto intentamos perfeccionarlo. Las organizaciones que se registran en la coalición deben estar conscientes que se adhieren a un plan de gobierno establecido, acordado incluso antes de poner nombres de candidatos”, recalcó.

De acuerdo al representante de Centro Democrático, el progresista Unión por la Esperanza (UNES) ha tenido en cuenta fundamentalmente la postura ideológica de sus miembros y para definir los nombres que aparecerán en las listas finales de candidaturas. “El requisito para ser parte de UNES es bastante sencillo mientras estemos acorde al plan de gobierno, podemos ser parte del movimiento político”, añadió. 

Unión por la Esperanza tiene dos semanas de plazo para entregar la documentación respectiva sobre sus candidatos. Tras ese plazo, el Consejo Nacional Electoral deberá calificar las candidaturas. De acuerdo con las declaraciones de Menoscal, una vez terminado este proceso no se puede cambiar los nombres a menos que renuncien al cargo. “Desde que publicamos las listas, ocho renunciaron y cinco fueron por amenazas de un miembro del gobierno”, concluyó. (GG)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *