Quito, 30 jul (La Calle). – La compra que hizo el Municipio de Quito de 100.000 pruebas PCR para Covid-19  no contó con un plan de contingencia para aplicación y obtención de resultados, tampoco tuvo un comparativo entre los precios propuestos por las tres empresas, de las que solo se tomó en cuenta a una, informó la Contraloría General del Estado (CGE).

Al momento de buscar las ofertas para decidir la compra, la comisión técnica del Municipio “no incluyó el análisis comparativo de los ítems y precios ofertados a la Secretaría, que permita establecer adecuadamente el presupuesto referencial”, aseguró la Contraloría.

Según el informe de la Contraloría, en abril que se efectuó la compra, el entonces secretario metropolitano de salud, Lenín Mantilla “no presentó el plan de contingencia solicitado por el Alcalde (Jorge Yunda), a fin de establecer las características de la necesidad”.

El valor del contrato se estableció con base en la oferta ganadora, “el 13 de abril de 2020 se aprobó el inicio del proceso, se elaboró el acta de recepción de ofertas y el informe de viabilidad, en el que se recomendó la adjudicación del proceso sin analizar las propuestas económicas y técnicas de los otros dos oferentes”, explicó CGE.

Al momento, no hay pronunciamientos oficiales del alcalde Jorge Yunda, ni de las autoridades competentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *