RADIO EN VIVO

Radio en Vivo

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Proyecto eólico en Loja amenaza la supervivencia del cóndor andino

Quito, 27 sep (La Calle).- La Fundación Cóndor Andino y el Bioparque Amaru de Cuenca advierten el peligro que representa el proyecto eólico Minas de Huascachaca (PEMH) para la conservación del ave símbolo patrio del Ecuador.

«Es de vital importancia que se tomen medidas urgentes y efectivas para evitar que este proyecto afecte al cóndor andino (…) proyecto que es una grave amenaza para su conservación (…) que de por sí ya está disminuida al sur del país», reza el comunicado de las organizaciones.

ElecAustro es la empresa encargada del proyecto que tendrá una capacidad de 50 MW

El proyecto cuenta con 14 aereogeneradores ubicados en las mesetas de Uchucay y Yuluc, en el cantón Saraguro, parroquia de San Sebastián, en Loja. Sin embargo, esta maquinaria está localizada dentro de tres áreas prioritarias para la conservación del cóndor andino, dos dormideros y un territorio de anidación. Asimismo, la línea de transmisión de la obra atraviesa cinco dormideros y la zona norte de la Reserva Sur específica de la especie.

¿Cómo afecta el proyecto a los cóndores?

El director ejecutivo de la Fundación Cóndor Andino Ecuador, Fabricio Narváez explicó a Radio La Calle que los proyectos eólicos a nivel mundial tienen efectos negativos en las aves y mamíferos voladores. Pueden morir golpeados o por choques con sus astas, o directamente con las torres.

«En el caso del cóndor andino, los aereogenerados están localizados frente a un territorio de anidación y otras áreas de conectividad. Esto puede causar colisiones con las aves en el vuelo. Es preocupante porque los estudios de impacto ambiental de la obra ni siquiera tomó en cuenta la existencia de esta especie y no ha implementado medidas de mitigación», señaló el experto.

Una especie en peligro de extinción

Según el último censo nacional de 2018, existe un total de 150 individuos en el Ecuador. No obstante, Narváez alertó que entre diciembre de 2018 y diciembre de 2019 se registró la muerte de 20 cóndores por causas de envenenamiento. Frente a la situación, precisó que la nueva «amenaza eólica» complicaría mantener y aumentar este número.

«Los cóndores no pueden irse a otro lado, porque estos territorios tienen características específicas. Uno, las corrientes de aire son óptimas para que naveguen entre las termas. Y dos, estas áreas son grandes paredones donde anidan, duermen y se reproducen», detalló.

Esto significa que las condiciones ambientales son imposibles de sustituir y es sumamente difícil que los animales se desplacen a otro lado, «que no tienen porqué hacerlo».

La Fundación alerta que un sitio de reproducción histórico es afectado directamente. Si se destruye, altera o modifica podría desanclar a las parejas reproductivas, cóndores juveniles inexpertos en el vuelo y a los nuevos polluelos.

Lo más grave, considera Narváez es que en estos territorios vive una subpoblación muy pequeña que no pasa de los 28 individuos.

Sobre la obra

La central eólica Minas de Huascachaca (PEMH) es la más grande de su tipo en el país. La empresa estatal a cargo de la obra es ElecAustro, firma dedicada a la generación de energía eléctrica renovable y diversificada.

Según su página web, el parque ya cuenta con un avance del 92 % con un total de 14 aerogeneradores emplazados en la zona. Se destinó un presupuesto de USD 90 millones para su construcción. Sus estudios arrojan que tendrá una capacidad de 50 MW, «una producción bruta anual esperada de 130 Gw.h, lo que equivale a energizar 90 mil hogares».

Radio La Calle se comunicó con la empresa. Señalaron que cuentan con los estudios de impacto ambiental correspondientes. Sin embargo, comentaron que no era posible brindar una entrevista y que preparan un informe sobre el tema. Ofrecieron entregar esta información, pero hasta el cierre de este reportaje no se obtuvo respuesta.

Energía limpia, pero mortal para las aves

Alrededor del mundo, organizaciones ecologistas alertan que si bien la energía eólica es una fuente limpia y amigable con el ambiente, es a la vez peligrosa para otros ecosistemas. La infraestructura de estos proyectos (y los paneles solares) representan dificultades para la vida de la avifauna.

Un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España reveló que las licencias ambientales otorgadas a estas obras «no evalúan el impacto sobre las aves, sus estudios están llenos de carencias e irregularidades sobre estas especies», reseñaron medios ambientales internacionales.

Aves volando frente a una turbina (EFE)

Medidas de mitigación

Narváez expuso que ElecAustro está obligada a desarrollar medidas de prevención y mitigación lo antes posible. Apuntó que deben realizarse más investigaciones que permitan monitorear a las aves, sus rutas y las zonas. Asimismo, calificar la ubicación, colocación y forma en la que deberían estar dispuestos los aereogeneradores para reducir impactos.

«Hay procesos en los que se utilizan vigías que pueden ser personas encargadas de bajar la velocidad o detener el flujo de las aspas cuando están pasando las especies, ya sea personal o automatizadamente», enfatizó.

Lo último

Desmontando la farsa de la creación de empleo del Gobierno de Lasso | Opinión

por Marco Flores El presidente Lasso atribuye a la gestión de su gobierno un mérito que no tiene ni le corresponde, cuando señala haber logrado...