Despidos

Quito, 25 agos (La Calle).-Frente a la Corte Constitucional, un edificio blanco de 10 pisos, ubicado en las inmediaciones de la Floresta en Quito, suenan vuvuzelas como en un estadio mundialista. Pero aquí no hay alegría. Se trata de una protesta de  extrabajadores de empresas de ventas de electrodomésticos y hoteles. Chefs, guardias de seguridad, personal de mostradores y almacenes miran al infinito mientras hacen escuchar su reclamo.

Es imposible hablar. Las vuvuzelas retumban,  los carteles que explican el reclamo flamean. Por las ventanas del edificio algunos funcionarios de la Corte Constitucional se asoman, mientras los policías parecen paisanos displicentes.

Santiago Cruz, chef de profesión, insiste en una fórmula que va más allá de esta protesta. “Insistamos en la desobediencia civil, frente a lo que está ocurriendo en el país”, dice Cruz que llevó los ropajes tradicionales de su oficio.

Carlos Vallejo, abogado de los defendidos, aseguró que la lucha viene desde la presentación de la Ley Humanitaria. “Representa hoteleros, empresas que venden electrodomésticos y otras personas que debieron dejar sus empleos sin ni una sola explicación”.

Vallejo aseguró que la semana entrante se presentarán nuevamente para realizar otra protesta “Solicitaremos, además, que nos escuchen en audiencia”, subraya Vallejo, a quien le parece inverosímil que hasta los empleadores haya denunciado el artículo del Código de Trabajo, en el que se amparan los despidos ilegales.

“Los empleadores presentaron el 15 de julio una acción de inconstitucionalidad en contra de este artículo, en el que se basaron para despedir a miles de trabajadores”.

Después de dos horas, los presentes se autoconvocaron para una acción permanente que empezará todos los martes a las 10 de la mañana en el mismo lugar.Están invitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *