Galo Lara apareció en la arena política en 2007 como asambleísta por Los Ríos por el Partido Sociedad Patriótica (PSP). Fue vicepresidente de la Comisión de Participación Ciudadana y Control Social, y miembro de la Comisión de Fiscalización y Control Político.

En 2012 es involucrado en el triple crimen de Quinsaloma de un año antes, en el que la principal involucrada fue Carolina Llanos, conviviente de Lara. Producto de las declaraciones de Llanos, Lara fue acusado como autor intelectual, por lo que huyó a Panamá, país en el que solicitó asilo político. El gobierno panameño concedió el pedido pero, la justicia de ese país revirtió su decisión, ante la contundencia de las pruebas presentadas.

Regresó al país en 2014 y cumplió sentencia hasta 2018. Quedó en libertad, luego de pasar el 40% de su condena como autor intelectual por un triple crimen.

Ya en 2019, fue candidato a prefecto por la Provincia de Los Ríos en las elecciones del 24 de marzo, gracias a que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) aceptara su apelación. La resolución fue ilegal pues según al Código de la Democracia, los sentenciados de última instancia judicial no pueden ser electos en las urnas hasta cumplir su condena.

Gente Libre, nuevo movimiento político

Lara formó un movimiento político que participará en las elecciones de 2021. Por medio de su cuenta de Twitter anunció: “He recibido propuestas políticas para posibles candidaturas y las estamos analizando. En los próximos días daré una respuesta. Con mi movimiento Gente Libre a nivel nacional participaremos en las próximas elecciones”.

Se promociona como un perseguido político de Rafael Correa. Hace poco, Gilbert Llanos, otro de los sentenciados en el caso Quinsaloma fue declarado inocente, a lo que Lara, en un video, respondió “que es hora de buscar a los verdaderos culpables. La gracia de Dios se ha manifestado”.