Quito, 14 ene (La Calle).- El puente que une Tumaco (Colombia) y Mataje (Ecuador) en la frontera binacional ya está en funcionamiento.

El recorrido de 58,9 kilómetros toma casi una hora en autobús desde el vecino país. La demora está en cruzar el río Mira para el trasbordo de los vehículos en la localidad de Candelillas.

Desde hace unas semanas, conductores de motocicletas y automotores particulares de ambos países circulan sin restricciones por el nuevo puente.

El control se efectúa en el Agrupamiento Militar Mataje. Ahí, los militares solicitan, a la entrada y salida, documentos de identidad, e inspeccionan equipajes y automotores.

La revisión militar es permanente hasta que los gobiernos de Ecuador y Colombia instalen los Centros Binacionales de Atención en Frontera (Cebaf).

Hace año y medio, el presidente Moreno criticó la construcción empezada en el gobierno anterior. “Nosotros construimos una carretera con un puente que no va a ninguna parte. Saque usted sus propias conclusiones”, expresó.