Quito, 26 mar (La Calle). – La Defensoría del Pueblo pidió, mediante un comunicado, que la intervención de los miembros de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas respete la garantía y pleno ejercicio de los derechos humanos de los ecuatorianos.

“Cabe señalar que aunque el Gobierno Nacional tiene la potestad de declarar estado de excepción, lo que restringe el derecho de libre tránsito, pero en ningún momento, significa la anulación o limitación en el ejercicio de los derechos humanos de las personas que habitan nuestro país”, señala el organismo.

Asimismo, exhortan a los ciudadanos a quedarse en casa y acatar las disposiciones de las autoridades gubernamentales.

El pronunciamiento aparece después de las denuncias ciudadanas sobre maltratos de las fuerzas de control durante el toque de queda.