Quito, 25 mar (La Calle).- El cierre del proyecto de “infocentros comunitarios” por part del gobierno afectará a 4.2 millones de personas que viven en el sector rural y hacen uso de la tecnología que facilitaba estos lugares.

“La afectación sería a 4.2 millones de personas en la ruralidad y en el tema laboral, 1.000 familias quedarán sin trabajo”, dijo en conversación con Radio la Calle, el exviceministro de telecomunicaciones, Adrián Ibarra.

Agregó que “los infocentros cubrían las necesidades tecnológicas de 750 parroquias rurales, es decir 60% de este sector”. Además, permitían a los estudiantes acceder a tareas escolares vía internet. De manera que plantearán una demanda en la Defensoría del Pueblo.

Los infocentros nacen en 2008 por la necesidad de bajar la brecha digital y permite que el sector rural acceda a tecnología, capacitación y servicio de internet de forma gratuita.