Quito, 16 ene (La Calle). – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó el informe de su visita a Ecuador para investigar las violaciones de derechos humanos durante el paro nacional.

«Durante su permanencia en el país, la CIDH recibió abundante información y testimonios sobre actos de violencia, la respuesta del Estado y el desarrollo del proceso de diálogo entre las distintas partes involucradas», dice parte del documento.

Los cuatro equipos de la Comisión visitaron Quito, Guayaquil, Cuenca y Latacunga para recoger testimonios de civiles, autoridades gubernamentales y de las fuerzas de control.

Durante la visita, la CIDH entrevistó a un total de 439 personas y registró 380 testimonios que reclaman ser víctimas de violaciones a sus derechos humanos o de otras afectaciones en el contexto de las protestas.

Entre los testimonios recogidos, se encuentran el de un ciudadano golpeado, atacado con gas lacrimógeno y balas de goma. Otro civil recibió un disparo en la parte posterior de la cabeza. Al ir a pedir su historia clínica, las enfermeras no entregaron la información.

Además, la Comisión constató afectaciones a la integridad personal de los ciudadanos. Entre los grupos afectados «se encuentran niñas, niños y adolescentes; personas indígenas; adultos mayores; periodistas; así como personal médico o voluntario que prestaba asistencia humanitaria».

El informe condena la actuación violenta de los agentes del orden «mediante la policía montada, patadas, golpes, agresiones verbales e, inclusive, mediante disparos a corta distancia de municiones de perdigón y/o bombas lacrimógenas directamente hacia las personas manifestantes o contra quienes se encontraban en las zonas aledañas».