RADIO EN VIVO

Radio en Vivo

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Petro unirá fuerzas para liberar a Assange

Quito, 22 nov (La Calle). – El presidente de Colombia, Gustavo Petro, recibió a voceros de WikiLeaks. En la reunión, el mandatario se comprometió a ejercer presión a la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para la liberación del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

El 22 de noviembre delegados de Wikileaks llegaron a la Casa Nariño para reunirse con el mandatario colombiano y el canciller Álvaro Leyva. El objetivo del encuentro sería hablar sobre los riesgos que existen para la democracia y libertad de prensa si Assange es extraditado a EE.UU.

Según el editor jefe de la plataforma digital, Kristinn Hrafnsson, el mandatario colombiano dijo que unirá fuerzas con otros líderes de la región. Se prevé que exista un encuentro en México para buscar la solidaridad de otros países. El objetivo es parar la persecución contra Assange y dejarlo en libertad.

«El presidente Petro entiende la gravedad de la situación de Assange y el peligro para la libertad de expresión», aseguró el editor.

La libertad de Assange

Para Hrafnsson, América Latina tiene que dar una señal con la presión hacia EE. UU.:» El legado de la administración Trump ha indiciado a Assange con 17 cargos por espionaje que pueden llevar hasta a 165 años de prisión. Es importante que esta región envíe una señal clara a EE. UU. no solo por la libertad de expresión, sino también para que EE. UU. obedezca sus propias reglas y obedezca su tratado de extradición con el Reino Unido que impide que se extraditen por crímenes políticos».

El 17 de junio del 2022, la ministra del interior del Reino Unido, Priti Patel, aprobó la extradición de Assange a EE.UU.,para que la justicia norteamericana se haga cargo del caso.

Anteriormente, un juez británico rechazó la solicitud de extradición por las duras condiciones carcelarias que enfretaría Assange en EE.UU. El riesgo era un posible suicidio. Por el contrario, las autoridades estadounidenses aseguraron que el fundador de WikiLeaks no enfrentaría un trato severo. (A.G.M).

Lo último