Para el Lasso de 2011, los bancos pierden dinero trabajando con los pobres

Quito, 25 ene (La Calle). – En 2011, el actual presidente Guillermo Lasso todavía no entraba a la arena política, pero si era gerente del Banco de Guayaquil. Como cualquier banquero arremetía contra el gobierno de turno por la prohibición de servicios bancarios.

“El momento en el que el gobierno del socialismo del Siglo XXI fija la tasa de interés, prohíbe el cobro de servicios bancarios y los que permite él los fija ¿Tú vas a invertir en un proyecto de bancarización que te va a hacer perder dinero trabajando con los pobres?”, dijo el ahora mandatario en un conversatorio.

En la actualidad

Aunque Lasso dejó su puesto en el Banco de Guayaquil existe un beneficio indirecto a la banca con el veto a la Ley en defensa del cliente en cobros indebidos o servicios no solicitados. El Banco de Guayaquil es una de las instituciones que se benefician con esos contratos.

Entre los acuerdos que tiene el Banco de Guayaquil está uno firmado con GEA, una empresa de seguros con base en Guayaquil que ofrece sus servicios por medio de los bancos, descontando el dinero de los clientes para pagar esos seguros.

De acuerdo con el Informe Delloite, una auditora internacional, de 2018, en junio de 2007 “Banco de Guayaquil y GEA firmaron un acuerdo por alianza comercial y uso de marca para prestar servicios de asistencia a los afiliados del Banco que acepten incorporarse a los programas de asistencia de GEA Ecuador”, indica el documento.

En 2017, GEA reconoció una ganancia de USD 6.3 millones y el pago al Banco de Guayaquil de USD 4.3 millones.

Lo último