Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Organizaciones denuncian evasión tributaria del candidato Daniel Noboa

Quito, 11 oct (La Calle).- El Centro de Estudios e Investigaciones Sociales Agustín Cueva junto a más de 20 organizaciones sociales denunciaron las inconsistencias en las cuentas tributarias del candidato presidencial, Daniel Noboa (ADN).

Actualmente, Noboa mantiene su RUC suspendido y no tiene deudas en firme con el Servicio de Rentas Internas (SRI). Sin embargo, al realizar la consulta referente a la salida de divisas las cifras no cuadran.

De acuerdo a los datos del SRI, del 2009 al 2013 el presidenciable pagó un total de USD 33.578,32 por impuesto a la salida de divisas (ISD), pero el sistema refleja que hasta la fecha la declaración a la renta no ha sido presentada. ”Lo que significa que no pagó ni un centavo por sus rentas del período”, dicta el documento.

De ahí en adelante tiene un modesto pago del impuesto a la renta, incluso, en el 2014 pagó únicamente USD 83 por un ISD de USD 14.754,85. Según los cálculos realizados con los datos recopilados, en los últimos 14 años ha pagado un ISD de USD 122.069,71.

”¿Cuánto dinero sacó al exterior? Transfirió a sus cuentas del extranjero un aproximado de 2,1 millones de dólares”, dice el estudio con base en la información del SRI.

Fuente: SRI
blank
Fuente: SRI

Dudas sin respuestas

A pesar de lo expuesto, las organizaciones señalan que Noboa nunca fue objeto de una auditoría del SRI. De acuerdo al Código Orgánico Integral Penal (COIP), la evasión tributaria es un delito sancionado hasta con cinco años de cárcel.

De acuerdo a los expertos consultados en la investigación, es sorprendente la cantidad de dinero que transfiere al exterior el candidato Noboa, cuando su declaración patrimonial, que consta en Contraloría, es de USD 643.848.

El candidato incluyó entre sus bienes una mansión en Santa Elena comprada en 2015, en la que reside tres o cuatro días a la semana y es valorada en USD 1,5 millones. También informó que tiene deudas por USD 859 mil por un préstamo hipotecario. Además, no reportó vehículos propios, en los últimos años se ha movilizado en carros de la empresa Industrial Molinera. (AGM).