Organización LGBTI lanza agenda de políticas públicas para las diversidades sexuales en Ecuador

Quito, 28 ene (La Calle).- La organización Diálogo Diverso realizó la presentación de la primera Agenda Joven LGBTI+ del Ecuador. Un instrumento de planificación que reúne las “perspectivas, necesidades y propuestas para la solución de problemas, estrategias y metas que mantiene esta comunidad vulnerable”, señala el comunicado.

El lanzamiento de la agenda se llevó a cabo con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM Ecuador) y la Oficina de Población, Refugio y Migración de Estados unidos (PRM).

“La Agenda Joven LGBTIQ+ propone la creación de una mesa interinstitucional de juventudes, que permita crear políticas públicas con impacto local y nacional que garanticen y promuevan los derechos de este público prioritario”, reza el documento.

Esta es la primera herramienta nacional que busca construir una sociedad inclusiva y libre de violencia. La agenda aborda los problemas de la población joven LGBTIQ+. Entre ellos, el derecho a una vida sin violencia o discriminación, el derecho a la educación, trabajo, salud, participación y libre organización.

Se realizó un estudio…

Para la presentación de la Agenda, Diálogo Diverso levantó 600 encuestas a nivel nacional a la ciudadanía en general sobre sus percepciones sobre esta población. Asimismo, realizó una encuesta digital a 306 personas LGBTIQ+. Además, el estudio fue complementado con grupos focales y un taller de validación con activistas de esta comunidad.

El estudio reveló que el 46% de las personas LGBTIQ+ encuestadas han sufrido algún tipo de agresión física, verbal o psicológica. En el hogar, el 45,1% ha sido “obligado a vestirse o comportarse de manera diferente a la que es”, indica la organización.

Además, el 22,3% señaló que ha sido víctima de acoso sexual, relaciones sexuales obligadas o cambio de favores. Mientras que un 15% expresó que no le permitieron acceder o mantener un trabajo por su condición.

En cuanto a las denuncias, el 84% de personas encuestadas mencionó que nunca ha denunciado un hecho de violencia. Un 73,7% dijo que no ha denunciado por desconocimiento de los procesos para hacerlo. Solamente un 14% ha denunciado, mientras que de este porcentaje, el 9,1% considera que no sirvió para nada.

Lo último