«No se puede sacrificar la calidad del periodismo en nombre de la agenda», Caroline Ávila

Quito, 04 jul (La Calle).- La catedrática Caroline Ávila explicó a Radio La Calle a qué responden las acciones de los medios de comunicación en estos últimos días.

¿Existe la voluntad de lavarle la cara a Jamil Mahuad por lo que sucedió durante su presidencia?

Desde la perspectiva de las relaciones públicas lo que vemos es el manual que se cumple al pie de la letra. Hay una necesidad de insertar en la agenda pública un encuadre (framming) distinto sobre el tema de la dolarización.

Tuvimos un encuadre que sirvió para contrarrestar a un sector político que protagonizó la debacle en el gobierno de Mahuad. Durante la Revolución Ciudadana, el enfoque del feriado bancario y la dolarización se explotó de forma negativa. Ahora sucede lo contrario, el contexto gubernamental actual le permite tener un espacio de difusión diferente.

¿Le permite al expresidente volver a la opinión pública?

Con la salida del libro aparecen las entrevistas y pareciera que todo está coordinado para «plantear una conversación sobre la dolarización». Tal vez es una búsqueda de regresar al Ecuador ya no por temas políticos, pero al menos volver de una forma justificada de sus acciones.

Si Mahuad tiene juicios pendientes esta articulación mediática aligeraría la presión en los jueces. Por más que ellos digan «yo no me dejo presionar por nadie» sabemos que son susceptibles a la presión política y pública.

¿Cómo analizar las acciones de la prensa? En el caso de Leonidas Iza, nuevo presidente de la Conaie, los medios lo denostaron

La historia del ejercicio del periodismo va de la mano de la influencia por las agendas. Desde que se inventó el periódico se ejerce una agenda en el medio de comunicación.

Los primeros periódicos formaban parte de un partido político. A los ciudadanos no debe extrañarnos el trabajo de diario El Comercio o El Universo, la configuración política en los medios es latente.

Lo que si se espera es que exista una diversidad de agenda, de voces. El ejercicio periodístico debe tener una oferta amplia y no solamente un lado de la información. Es un problema muy de Ecuador.

La confianza es un factor importante. En Octubre de 2019, los medios hicieron un trabajo, pero cuando se hizo un estudio sobre dónde se informó la gente, el resultado fue Facebook por encima de la televisión. La prensa no entregaba la información completa.

¿Cómo recibe la ciudadanía la información de los medios y lo que ve en las redes sociales?

Los ciudadanos tienen su propio sesgo de aceptación. Por ejemplo, un ciudadano que está convencido que Leonidas Iza es lo peor que pudo pasarle al país tomará la información que vaya en esa línea y viceversa.

Vivimos en una sociedad donde la desconfianza impera. Las audiencias son más susceptibles a las noticias falsas. Hay que lidear con los que tienen una posición, los que no han decidido y las personas a las que no les importa. Bajo esa perspectiva, los titulares se enfrentarán con esos filtros.

Sin embargo no hay que dejar que la cobertura política incumpla los factores de calidad periodística que corresponden. La pluralidad de voces fuentes y agendas. La gente puede o no creer, pero eso no implica que la ciudadanía deje de exigir la calidad de un producto periodístico.

Lo último