“No hay pruebas en el caso del asambleísta Recalde”, indica Luisa González

Quito, 30 nov (La Calle). – El Pleno de la Asamblea decidirá este martes si el legislador Eckenner Recalde debe ser destituido o no de su cargo por un supuesto cobro de dinero a sus asesores. Luisa González, miembro del Comité de Ética indicó que se abstuvo en la votación del informe porque considera que no hay pruebas en este caso.

“Yo me abstuve en la votación del informe que recomendaba la sanción al señor Recalde porque no hay pruebas. La asambleísta denunciante intentó pasar un cheque en blanco girado. No hay un perito que indique cómo se realizó la investigación ¿Cuáles son las pruebas contra él? Dos testigos, uno de ellos una trabajadora que fue recomendada por la asambleísta alterna de Recalde”, dijo en entrevista con Radio La Calle.

González agregó que se debe mantener la seguridad jurídica en los procesos de destitución. “Hay que pronunciarse ajustados al derecho. Si no hay pruebas no se puede procesar a una persona y ante la duda va libre”. La legisladora indicó que probablemente se abstenga en la votación del Pleno. “Yo he expuesto a mi bancada las razones de mi abstención y las haré conocer en el Pleno”, precisó.

La decisión

En el informe del Comité de Ética se encuentran las pruebas tanto de cargo como de descargo. Entre las pruebas presentadas por la asambleísta denunciante, Johanna Moreira (ID), están testimonios y un cheque que señalaría la culpabilidad de Recalde en este caso diezmos. Por su parte, el legislador indicó en sus pruebas de descargo, que el proceso estaba viciado de nulidad.

Para la destitución de Recalde se necesitaría de una mayoría calificada, es decir 90 votos.

Lo último